Vox acusa al alcalde de Córdoba (PP) de «comprar» por 45.000 € el voto de una concejal expulsada de Cs

Ver vídeo

La concejal de Vox en el Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, ha advertido al alcalde de la ciudad, José María Bellido (PP) de que «no cuente con Vox» para sostener el gobierno local de PP y Ciudadanos (Cs) después de «abrir los brazos a los tránsfugas».

En declaraciones a OKDIARIO Andalucía, Badanelli ha denunciado que «no podemos confiar» en el PP de Córdoba porque «ha comprado el voto de una concejal expulsada por 45.000 euros de sueldo público y una delegación». «Para ellos es más fácil comprar voluntades que negociar con Vox», ha lamentado.

Este lunes, Bellido incorporaba a su equipo de gobierno a la hasta ahora diputada no adscrita Maria Luisa Gómez Calero, que dimitió de Cs tras acusar a su compañero Manuel Torres Jimeno de instarle a cometer un delito de prevaricación. Torrejimeno acabó denunciándola por revelación de secretos y Gómez Calero fue expulsada del partido.

Ahora, el alcalde de Córdoba le ha entregado la concejalía de Casco Histórico -delegación de peso en Córdoba, Ciudad Patrimonio de la Humanidad-, perteneciente hasta ahora a Marian Aguilar (PP). Gómez Calero ha aceptado su acta de edil en Cs aunque defiende que entra como independiente. La que fuera exgerente del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (Imdeco) concurrió como número seis de las listas de Cs a las últimas elecciones municipales.

«Legal» pero «inmoral»

Paula Badanelli acusa al alcalde de Córdoba de utilizar «burdas argucias para sortear la ley antitransfuguismo». «No podemos apoyar este gobierno que admite tránsfugas y desde luego no podemos tolerar estos comportamientos, que si bien es cierto que pueden ser legales, para nosotros son absolutamente inmorales», ha subrayado.

«Este gobierno del PP y Cs que lidera el alcalde, José María Bellido, ha demostrado al grupo municipal de Vox que no es de fiar y no puede pretender tener a su lado al grupo municipal de Vox», ha recalcado a este periódico, añadiendo que «para ellos es más fácil negociar así, comprando voluntades, que negociar con Vox, porque nosotros no nos vendemos y no traicionamos a nuestro electorado. En política no vale todo».

Además, señala la concejal de Vox, la maniobra resulta «torpe», ya que el voto de Gómez Calero «no les garantiza nada, no les garantizaría la mayoría que andan buscando. Sólo Vox garantiza al gobierno municipal la estabilidad que nuestra ciudad necesita. Lo hacemos por Córdoba, por principios y por convicción».

«La realidad es que el PP en Córdoba ha comprado el voto de una concejal expulsada del partido por el que concurrió a las elecciones por 45.000 euros de sueldo público y una delegación. Con esta actitud no puede pretender el alcalde contar con los votos de Vox, así que no cuenten con Vox», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias