Sociedad

La Policía Nacional desarticula una organización criminal que robó más de 800.000 euros en salones de juego

Los detenidos robaban el dinero trucando las ruletas electrónicas

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que ha robado más de 800.000 euros en salones de juego manipulando ruletas electrónicas. Según ha informado la Dirección General de la Policía, los integrantes del grupo pagaban a los encargados de los salones para conseguir premios de hasta 40.000 euros.

Vulneraban el sistema de seguridad del software de las ruletas electrónicas para modificar la secuencia de los premios, creando de esta manera un fallo general en el funcionamiento.

Cuando los encargados accedían al software, acreditaban que efectivamente había ocurrido un fallo y autorizaban el cobro del premio. Además, los criminales llevaban a cabo «campañas» de las máquinas que dominaban en salones de juego de más de doce localidades españolas, entre ellas Cádiz y Málaga.

Operación de la Policía Nacional

Efectivos de la Policía Nacional han arrestado a once integrantes de la banda y han realizado cinco registros en Málaga y Madrid. En ambas localidades han recuperado cinco tarjetas sustraídas o clonadas a los encargados que permitían el acceso de los criminales al software de las ruletas electrónicas. Además, los agentes han hallado 25.750 euros en metálico, sistemas de grabación para el estudio de las secuencias de los premios, y diferentes herramientas para forzar las ruletas: llaves, taladros y carracas.

Con la actividad delictiva que han desarrollado, en poco más de un año han conseguido apropiarse de más de 800.000 euros en salones de juego de varios puntos de España. La operación continúa abierta y los investigadores no descartan nuevas detencio

La operación policial empezó a mediados de 2019. En aquel entonces se filtró la noticia de que se estaban llevando a cabo robos en casas de juego, todos con el mismo «modus operandi». Los agentes lograron localizar la zona de actuación, y comprobaron que detrás de los delitos se encontraba una organización criminal especializada en la manipulación de las ruletas electrónicas en salones.

Los integrantes del grupo elegían el objetivo a estafar después de una minuciosa investigación. Todos los miembros participaban en el robo, y cada uno de ellos adoptaba un determinado papel. En todos los casos contaban con la ayuda de los encargados de los locales, a los que entregaban una recompensa a cambio de su ayuda.

En poco más de un año este grupo ha conseguido hacerse con más de 800.000 euros en salones de juego de más una docena de ciudades españolas. La operación sigue abierta, y no se descartan nuevas detenciones en las próximas semanas.

Lo último en España

Últimas noticias