La Junta de Andalucía mima a sus autónomos en plena crisis: «Nos han triplicado las ayudas»

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (centro), junto a los consejeros de Salud y Familias, Jesús Aguirre (i), y de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (d), en una reunión del Consejo de Gobierno.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (centro), junto a los consejeros de Salud y Familias, Jesús Aguirre (i), y de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (d), en una reunión del Consejo de Gobierno.

Los autónomos de Andalucía han aplaudido con fuerza la gestión de la Junta con su sector en esta crisis del coronavirus. Y es que, aunque la partida para los autónomos del Presupuesto de Andalucía para 2021 se ha congelado, en la práctica los trabajadores por cuenta propia se han beneficiado de medidas posteriores de la Junta de Andalucía que «han triplicado el presupuesto con creces».

El presidente de ATA-Andalucía, Rafael Amor, ha ido más allá del contenido de la partida presupuestaria 7.2.6, relativa a las ayudas a los autónomos para 2021, situada en 44,6 millones de euros, idéntica cantidad que en 2020, para desgranar el conjunto de medidas posteriores que ha ido ejecutando el Gobierno andaluz y que han beneficiado a los autónomos, entre los que ha enumerado los 13 millones destinados para la tarifa plana, los 13 millones para los 300 euros de ayudas para los excluidos de la prestación extraordinaria por cese de actividad, los 14 millones para ayudas al alquiler ampliadas a 25 millones, o los últimos 80 millones recogidos en el Decreto-ley de medidas para ciertas actividades económicas, para concluir que el total de ayudas concedidas ha sido de más 130 millones de euros.

El presidente de ATA ha reclamado «sentido común» durante su comparecencia tras trasladar a los grupos parlamentarios la necesidad de que «prioricen la salud y el sustento antes que los enfrentamientos partidistas» y ha argumentado seguidamente que «no podemos pedir a los jóvenes que sean responsables y no predicar con el ejemplo».

En su retrato de la situación ocasionada por el Covid, Amor ha descrito que «las costuras del tejido empresarial se están deshilachando y hay miedo a perder empleo», por lo que ha concluido que «sin tejido empresarial no hay empleo» y ha demandado que «no es el momento de subir impuestos».

En el caso concreto de los autónomos el presidente de ATA Andalucía, aunque ha apuntado que se han encontrado «el 75% de los negocios cerrados a cal y canto y un 25% ha sobrevivido a duras penas», así como que el 45% ha sobrevivido con la prestación extraordinaria por cese de actividad, en este 2020 la cifra de los autónomos andaluces ha pasado de los 539.000 al inicio del año a los 545.000 de estos momentos, un crecimiento relativo del 1,2%, 6.400 autónomos más.

«Somos los únicos junto a Baleares que crecemos», ha trasladado Amor, quien ha apuntado que Andalucía representa el 16,7% de los autónomos de España y que se encuentra a una décima de superar a la primera comunidad, Cataluña.

Con todo, Amor ha rechazado una visión «triunfalista» de la situación por cuanto ha asegurado que se encuentran con «una mano en el cartel de cerrado y otra en el pie en la cáscara de plátano».

Rafael Amor ha subrayado que el 55,9% del Presupuesto de Andalucía se concentra en el gasto social, un total de 22.500 millones, de los cuales ha resaltado los 11.500 millones para sanidad, por lo que ha concluido que «los presupuestos son una herramienta clave» para contrarrestar los efectos de la pandemia.

El presidente de ATA Andalucía ha reclamado en el cierre de su intervención que «no se desmorone todo de nuevo» así como ha abogado por «mejorar la salud pública, la protección de los trabajadores y la recuperación».

Lo último en España

Últimas noticias