Ferraz desoye las denuncias de «fraude» en primarias al PSOE-A: afiliaciones masivas «nulas» en Sevilla

Los socialistas Susana Díaz y Juan Espadas.
Los socialistas Susana Díaz y Juan Espadas.

El socialismo andaluz continúa fiel a su historia con la sombra de un posible «fraude» sobrevolando todos sus movimientos. La comisión gestora del PSOE de Coria del Río (Sevilla) -constituida en septiembre pasado tras la renuncia de Concepción Ufano a la Secretaría General local- ha denunciado «afiliaciones masivas» a la agrupación de cara a las primarias del PSOE-A.

Así lo trasladaron a los órganos federales del partido el pasado mes de octubre, informado de 32 afiliaciones que podrían incurrir en un «supuesto fraude de ley», ya que presentan «la misma tipología y grafología de letra», lo que apunta a que «han sido realizadas por la misma persona».

Pero no recibieron respuesta alguna desde Ferraz, que rema en favor del candidato Juan Espadas para derrocar a Susana Díaz. En noviembre insistieron elevando un nuevo escrito a la dirección federal del PSOE para exigir una resolución al respecto, pero tampoco hubo noticias.

«Defectos materiales» en las afiliaciones

Según el escrito elevado a la dirección nacional del partido, en agosto de 2020, habrían sido tramitadas «una serie de solicitudes de alta de militantes» en dicha agrupación.

Más al detalle, según dicho escrito, «se trata de 30 fichas escaneadas, sin solicitud de fecha de alta y remitidas» desde el correo electrónico de la militante María Iglesias Domínguez «siendo dirigido dicho correo» al diputado en el Congreso por Madrid Julio Navalpotro Gómez, quien las habría «reenviado al departamento de atención al militante y censo».

En el citado escrito, la comisión gestora avisaba de que «todas las fichas de afiliación tienen la misma tipología y grafología de letra, por lo que se puede entender al menos de forma indiciaria que todas ellas han sido realizadas por la misma persona en un mismo acto», concurriendo además «una serie de defectos materiales en determinadas afiliaciones, como la carencia de números de cuenta y residentes en otros municipios que no justifican su adscripción a la agrupación de Coria conforme a los estatutos», toda vez que a fecha de octubre las personas objeto de tales solicitudes estaban en efecto «incluidas en el censo de la agrupación de Coria», según la gestora.

Recordando que los estatutos del partido marcan que «la afiliación al PSOE es un acto personal, mediante la presentación del modelo de solicitud habilitado por alguna de las formas previstas en el reglamento» y que según el mismo «la solicitud deberá cumplimentarse en su totalidad y firmarse personalmente, adjuntándose una fotocopia del DNI, tarjeta de residente en vigor o pasaporte», la comisión gestora del PSOE de Coria señalaba la «posible nulidad» de estas actuaciones.

Incumplimiento de los estatutos

En concreto, avisaba de «un procedimiento de afiliación masiva en la tramitación de solicitud de alta de 32 militantes, pudiendo haberse cometido un supuesto fraude de ley en el procedimiento de alta de las fichas remitidas», dado que «se realiza una remisión en bloque o de forma masiva de 32 fichas sin cumplir los preceptos establecidos en los estatutos y en el reglamento que los desarrolla».

Igualmente, la comisión gestora advertía a los órganos superiores del partido de la «expresa vulneración de la normativa en materia de protección de datos, según se desprende del tratamiento de las fichas remitidas tanto en la comunicación como en su inclusión en el censo», extremo por el cual solicitaba estudiar «la posible anulación de las fichas por los defectos formales y materiales» detectados en las mismas.

Ya el 30 de noviembre de 2020, la comisión gestora elevaba un nuevo escrito a la dirección federal del PSOE en demanda de una resolución de esta «cuestión» al no haber obtenido respuesta su escrito inicial del mes de octubre, a lo que se agrega que el pasado 15 de mayo, dado el proceso de elecciones primarias promovido por el PSOE de Andalucía para decidir quién lidera su próxima candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía, la gestora insistió en su demanda de que sea resuelto este asunto por su incidencia en el censo provisional de militantes.

La aludida María Iglesias, de su lado, ha manifestado que es una «militante de base sin ningún tipo de poder» orgánico y que a su entender en este asunto media una «venganza particular» de modo «torticero» contra quienes, como ella, «libre y voluntariamente» han participado en la campaña de Pedro Sánchez para liderar el PSOE y ahora en la campaña del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para encabezar la próxima candidatura del PSOE a la Presidencia de la Junta de Andalucía, cargo al que aspira también la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en cuya ejecutiva figura Antonio Pradas.

Lo último en España

Últimas noticias