A “Venom: Habrá matanza” no le importa la pandemia: consigue 90 millones en su estreno

Venom: Habrá matanza
"Venom: Habrá matanza" (Sony Pictures)

Las grandes productoras y distribuidoras de la industria cinematográfica pueden respirar algo más tranquilas, después de los números que están obteniendo las principales superproducciones. Después de más de un año de retrasos y dificultades, la taquilla y el cine en general se va recuperando de forma exponencial, estrenando sin un alarmante riesgo por un desplome económico. Un ejemplo claro de esta recuperación ha sido los números que ha logrado Venom: Habrá matanza en su primer fin de semana en la cartelera estadounidense. 90 millones de dólares que la sitúan en el segundo mejor estreno desde Star Wars: El ascenso de Skywalker.

Como en cualquier producto superheroico, desde Sony Pictures esperaban una buena recaudación en su apertura, hablando de unas cifras que rondasen los 40 o 60 millones. Sin embargo, desde la compañía nipona no era tan optimistas al alcanzar unas cifras parecidas (teniendo en cuenta las diferencias coyunturales) a las de la última entrega de Star Wars, que alcanzó en el 2019 los 130 millones de dólares en su primer fin de semana. Venom: Habrá matanza ha recaudado un 12% más que la presentación del simbionte en 2018.

A diferencia de otros competidores como Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos, Viuda negra, Fast and furious 9 o En un lugar tranquilo 2, los números del enfrentamiento de Venom con el villano Carnage despuntan como si la pandemia del coronavirus no existiese. Otra de las razones principales para esas cifras es el hecho de que no ha tenido ningún rival fuerte el pasado fin de semana, ya que ni Sin tiempo para morir ni Dune se han proyectado aun en los cines norteamericanos.

Otras nuevas apariciones en la cartelera como The Many Saints of Newark o la ganadora de la Palma de Oro de Cannes Titane, fallaron en su primer aterrizaje en los cines. La precuela de Los Soprano debido seguramente al poco tirón comercial que tenía en cines la apuesta y a la simultaneidad de estreno con HBO Max. El fracaso de la cinta de Julia Ducornau se basa principalmente en las mermadas capacidades comerciales que suelen tener los sellos de autor, sumada a ello la pobre distribución que ha obtenido, apareciendo en tan solo 562 salas.

 

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias