Los peores casting de las estrellas de Hollywood

Ninguna estrella que actualmente brille con luz propia en Hollywood fue, en sus inicios, una experta en presentarse a castings para conseguir un gran papel. Algunos, incluso tuvieron malas audiciones teniendo ya un nombre en la meca del cine mundial.

Eddie Redmayne en Animales fantáticos (Warner Bros Pictures)
Eddie Redmayne en Animales fantásticos (Warner Bros Pictures)

Los rodajes, las ceremonias y los premios no es todo lo que sucede en Hollywood. Algunas anécdotas quedan entre bambalinas, por vergüenza o simplemente irrelevante desconocimiento. Pero, al final en una ciudad donde todo el mundo busca un gran papel, se da el escenario perfecto para el arrepentimiento y el ridículo: Los casting.

Eddie Redmayne y la Tierra Media

El que es ahora un joven mago de la franquicia de Harry Potter se presentó al casting de El Hobbit de Peter Jackson. El papel en cuestión era el del protagonista Bilbo Bolsón que al final fue a parar a Martin Freeman.

El actor de La teoría del todo era fan de la interpretación original de Ian Holm en El señor de los anillos, así que pensó que los productores buscarían exactamente lo mismo para esta versión rejuvenecida del personaje. Eddie vio cientos de videos y llegó a la prueba imitando exageradamente la actuación de Holm. Le cortaron al rato indicándole que lo hiciese con su propia voz pero ya era demasiado tarde, el ridículo estaba hecho.

Nikolaj Coster-Waldau y su “apretada” audición

En No hay dos sin tres de Nick Cassavetes, tres mujeres aúnan sus fuerzas para vengarse de un tío muy tóxico. Entre las divertidas escenas que esconde esta comedia se encuentra una escena con laxantes.

Para el papel del antagonista Nikolaj decidió que era una buena idea realizar esa escena habiendo tomado laxantes de verdad, así que el casting fue en el baño del actor danés por Skype con el director. En realidad la jugada le salió bien porque obtuvo el papel.

Chris Evans, adiós capi, adiós

Antes de ser el Capitán América, Chris Evans se presentó al casting para la opera prima de Ben Affleck como director, la encomiable Adiós pequeña, adiós. Evans estaba tan nervioso por la presencia de Affleck que recuerda contestar a todo con monosílabos.

Mel Gibson, una pelea y un papel

El ahora director de grandes éxitos y polémico Mel Gibson fue antes de dirigir, una de las grandes estrellas de Hollywood en los 80. Gibson llegó al casting de Mad Max acompañando a una amiga que quería salir en la película.

El problema es que el día de antes el actor australiano había tenido una pelea derivada de un partido de rugby, llegó desaliñado y con un aspecto tosco. No se sabía el papel, no obstante gracias a su estética pudo hacer otra prueba al día siguiente. El resultado es bien sabido por todos, Mel Gibson sería Mad Max, el primer gran papel de su carrera.

 

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias