El Fandi corta tres orejas y sale por la Puerta Grande en el regreso de los toros a Palma

El Fandi entró el último en el cartel de Palma de Mallorca en sustitución de Roca Rey, pero a la hora e la verdad fue el gran triunfador de una gran noche de toros en el Coliseo Balear. El granadino se ganó la Puerta Grande tras cortar tres orejas. El Juli y Manzanares se llevaron una cada uno mientras que Morante se fue de vacío.

Abrió plaza Morante de la Puebla, que se lució con su característico capote. El toro no tenía fuerza y se caía, poco a poco iba perdiendo lo poco que tenía y el de La Puebla decidió abreviar. Acabó con el astado tras varios pinchazos que enfadaron al público, que respondió con silencio a su faena.

El segundo de la noche fue para El Juli, que con el capote lució unas medias extraordinarias que animaron al público. Brindó el toro a los tendidos y estos le aclamaron de una forma categórica. Con la muleta estuvo sensacional, con gusto y clase dominando por la derecha. El madrileño cada vez iba sacándole más al toro, llevándolo a su terreno. Era un astado de calidad. El Juli hizo rugir los tendidos. Tras un pinchazo remató con una estocada en el hoyo de las agujas. Tras una fuerte petición de oreja, la cosa quedó en ovación.

Pisó el ruedo El Fandi con sus incuestionables ganas de comerse el terreno recibiendo al toro anclado de rodillas varias series. Todoterreno El Fandi, dio juego y levantó a los tendidos como nadie, en eso es experto y se le agradece. Fue extraordinario con el capote demostrándolo con una serie de chicuelinas en los medios. Por banderillas puso tres evidenciando que es el rey en esa faceta.

Recibió al toro con la muleta de rodillas en los medios dominando por la derecha y terminando en redondo que acabó por culminar una gran faena. Ante una fuerte petición de indulto por parte del público, el presidente no accedió y se ganó los gritos de reprobación de los aficionados. Era un toro con unas cualidades extraordinarias que no supo ver la presidencia. El Fandi remató con una estocada entera. El granadino se ganó con creces la puerta grande cortando dos orejas.

Turno de José María Manzanares, cuarto de la noche, que cuajó una gran faena con la muleta, basándola sobre todo en su izquierda. El toro cada vez iba a más y el alicantino supo aprovecharlo luciéndolo por ambos pitones al son de las palmas de los aficionados. Remató la faena con una estocada entera y el premio fue una oreja.

Morante en su segundo toro dejó pequeños detalles con el capote al recibirlo por medias verónicas. Se lució por naturales hondos rematando por todo lo alto. Tras sufrir una leve voltereta siguió adelante con la faena. Remató con poca fuerza tras el golpe sufrido. Ovación.

Sexto toro de la tarde para El Juli con las mismas ganas que el primero pero toreando mucho más lento, dándole su espacio a su oponente. Marcando muy lentamente al son de la música unas buenas tandas de naturales. Tras una faena bastante lograda, una oreja para el madrileño.

El Fandi recibió a su último toro hincado de rodillas. Sus inigualables quites por banderillas dejaron al público atónito. Se marcó unas buenas series de naturales que avivaron las palmas de los tendidos. Sus ganas son incesantes. Hizo vibrar el público como ninguno proclamándose el rey de Palma. Finalizó su faena con un medía estocada. Oreja.

Despidió la noche Manzanares recibiendo al toro por medias verónicas. Avanzó con delicadeza con su diestra elaborando una faena con gusto, pero lo echó a perder con los aceros. Ovación.

FICHA DEL FESTEJO:

Toros de Juan Pedro Domecq y Virgen María.

Morante de la Puebla: ovación y ovación.

El Juli: ovación y oreja.

El Fandi: dos orejas y oreja.

José María Manzanares: oreja y ovación.

Lo último en Toros