Peor aún que ser golfo es no tener alma

Algunos representantes públicos convierten la política en una práctica abyecta. Manchan hasta el extremo y sin ninguna consideración las siglas de sus formaciones. Son desalmados capaces de utilizar a...

Últimas noticias