Génova 13 también metió dinero en la cuenta del discapacitado para amañar el congreso del PP cántabro

Miguelín
Documento en el que la compañía telefónica identifica ante la juez la dirección IP de los ordenadores con los que se realizaron las transferencias.

Las 511 transferencias realizadas utilizando la cuenta de una persona con discapacidad mental para amañar el congreso regional del PP de Cantabria se efectuaron desde las sedes del PP en Madrid y Santander, desde el Parlamento de Cantabria y desde la casa del hermano de la presidenta regional del partido, María José Sáenz de Buruaga.

Estas transacciones sirvieron para pagar las cuotas de 511 afiliados que, finalmente, dieron la victoria a Sáenz de Buruaga en el congreso regional del PP celebrado en marzo de 2017. Como consecuencia de ello, su rival, el ex presidente del Gobierno de Cantabria Nacho Diego, fue derrotado por cuatro votos de diferencia.

La documentación remitida por la entidad bancaria a la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santander ha permitido identificar la dirección IP de los ordenadores desde los que se efectuaron las 511 transferencias con la cuenta del discapacitado Miguelín. Dos de las direcciones corresponden a ordenadores situados en la sede central del PP en Madrid y en la sede del partido en Santander.

Como informó OKDIARIO el pasado mes de mayo, un grupo de afiliados denunció que habían encontrado encendidas hasta bien entrada la madrugada las luces de la sede del PP de Santander, situada en la calle Joaquín Costa, poco antes de que concluyera el plazo abierto para que los militantes que quisieran participar en el congreso se pusieran al día en el pago de sus cuotas.

PP Cantabria
Personal trabajando en la sede del PP de Cantabria, un domingo pasada la medianoche en los días previos a la elección de compromisarios.

Los documentos remitidos al Juzgado confirman ahora esta sospecha: los ordenadores de la sede del partido se utilizaron para pagar a través de Internet, desde la cuenta bancaria del discapacitado Miguelín, las cuotas de 511 afiliados que finalmente lograron alterar el resultado del congreso.

Y estos pagos se hicieron hasta las 4.00 de la madrugada. Pero la documentación aporta además un dato especialmente novedoso: al menos un ordenador de la sede del PP en Madrid también se utilizó para realizar estas transferencias.

Otra de las direcciones IP identificadas por el banco corresponde a un domicilio particular de Suances. El titular de la línea es Javier Sáenz de Buruaga, hermano de la presidenta del partido surgida de aquel congreso regional: María José Sáenz de Buruaga.

Por último, otras transferencias se realizaron desde el Parlamento de Cantabria, presumiblemente desde un ordenador del Grupo Popular. Como ha informado OKDIARIO, cuatro personas de la máxima confianza de María José Sáenz de Buruaga ingresaron en la cuenta de Miguelín los casi 9.000 euros necesarios para pagar las cuotas de los afiliados.

Amenazan con expedientes disciplinarios

Se trata del marido de Sáenz de Buruaga, Miguel Cuevas; la actual secretaria general del PP de Cantabria, María José González Revuelta (que en aquel momento era la tesorera del partido); la presidenta del comité electoral, Isabel Urrutia (que en aquel momento presidía el Comité regional de Derechos y Garantías, encargado de vigilar el comportamiento ético de los militantes) y un diputado regional que forma parte de la actual ejecutiva.

Todas estas transacciones se realizaron a través de la cuenta bancaria abierta a nombre de un discapacitado mental de Laredo, Miguelín, que vive de la caridad de sus vecinos y de una modesta pensión que no alcanza los 800 euros al mes: 435 euros por orfandad y otros 367 euros porque tiene reconocida una discapacidad del 95%. Miguelín era compromisario de la candidatura de María José Sáenz de Buruaga, pero finalmente no acudió al congreso después de que estallara el escándalo del pago masivo de cuotas.

El Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP ha amenazado con abrir un expediente disciplinario a todos los cargos públicos y militantes que han denunciado estas irregularidades (incluyendo al grupo de diputados autonómicos encabezados por el ex presidente Nacho Diego), y ha desestimado todas las reclamaciones presentadas contra la organización del congreso regional de Cantabria.

Por este motivo, varios afiliados presentaron finalmente una demanda civil, que instruye el Juzgado número 3 de Santander, en la que solicitan que sea anulado el resultado del congreso. Una vez la magistrada ha recabado toda la documentación que acredita el pago irregular de cuotas, la fecha del juicio para resolver esta demanda civil ha sido fijada para el próximo 15 de mayo. Entre los testigos citados a declarar se encuentra Miguelín, que comparecerá bajo la tutela de un abogado del PP.

Últimas noticias