Parricidio en Valencia

La madre de los menores muertos en Godella intentó ahogarlos el pasado miércoles

La vivienda ocupada donde vivía la família.
La vivienda ocupada donde vivía la família.

El padre de los niños lo ha declarado durante el interrogatorio ante la Guardia Civil. La madre, que he guiado a los agentes hasta el lugar donde estaban enterrados los cuerpos, no reconoce ser la autora material de las muertes.

“Vais a morir todos”, se podía leer aún este jueves en la entrada de la vivienda donde residía María Gombau Mensuá junto a Gabriel Salvador y sus dos hijos menores, muertos de forma violenta tras una discusión de los padres. Según ha relatado el padre ante la Guardia Civil y ha podido saber OKDIARIO, María ya intentó ahogar este miércoles a los niños tras la discusión con su pareja. Ahora, esta mujer joven nacida en el seno de una familia pudiente de la Horta de Valencia, que aún así vivía de okupa, está detenida a la espera de pasar a disposición judicial.

El padre, que sigue como investigado en este caso, ha explicado a los investigadores que la madre le había confesado a primera hora de la mañana que los dos hijos menores de la pareja estaban muertos. A Gabriel Salvador la Guardia Civil lo ha localizado en el domicilio familiar, cuando han llegado alertados por la llamada de una vecina que le ha visto correr tras su mujer ensangrentada, que ha sido localizada horas más tarde dentro de un bidón con agua, donde según el relato del padre ante la policía “pretendía que se reencarnaran en ella” ya que así “serían más felices”. Gabriel Salvador les ha espetado a los agentes que “solo me quiero ir a Bélgica, ya no tengo nada que hacer aquí, mis hijos están muertos”.

Una vez localizada la madre y trasladada a comisaría, tras muchas horas de interrogatorio ha acabado guiando a los investigadores dentro de un coche camuflado de la Guardia Civil hasta el lugar donde estaban semienterrados los dos niños. Uno de los menores estaba dentro del terreno de la finca donde residían y el otro unos metros más lejos, ya fuera de ella. Aún así, María no ha reconocido ser la autora material de la muerte de los dos pequeños.

Pese a que la madre ha sido la que ha acabado conduciendo a la Policía hasta el lugar donde se encontraban los pequeños, a quienes buscaban desde primera hora de la mañana, ni ella ni su pareja han estado especialmente colaboradores con la investigación. Fuentes policiales señalan que ambos han incurrido en importantes contradicciones e incongruencias durante sus declaraciones.

Según las primeras pesquisas, tanto el padre como la madre tendrían problemas psicológicos, lo que habría provocado que los servicios sociales abrieran un expediente sobre la familia con el fin de retirarles la custodia de los hijos al comprobar que estaban desatendidos.

Últimas noticias