DGT

¡Lo estabas haciendo mal! La DGT te enseña a ponerte bien el cinturón de seguridad

DGT cinturón

A pesar de que su uso es obligatorio, según datos de la Dirección General de Tráfico, el 23% de los fallecidos en las carreteras españolas no llevan el cinturón de seguridad abrochado. Este elemento tiene una importancia vital en acaso de colisión o accidente porque evita que el pasajero salga despedido y se golpee con los elemento del interior del vehículo. Aunque parezca que abrocharse el cinturón de seguridad es lo más sencillo del mundo, son muchas las personas que siguen haciéndolo mal, así que la DGT ha publicado un tweet explicando cómo hay que hacerlo.

La Dirección General de Tráfico, en su cuenta oficial de Twitter, ha planteado la siguiente cuestión: «¿Cómo hay que colocarse el cinturón?» Las posibles respuestas son tres:

  • Muy ajustado, aunque apriete, para que sujete mejor
  • Flojo y con holgura, para llegar bien a todo el habitáculo del vehículo
  • Ajustado al cuerpo, ni apretado ni flojo, y no retorcido

¿Sabría decir cuál es la correcta? Claramente, es la tercera opción. El cinturón de seguridad debe sujetar el cuerpo con firmeza, pero sin llegar a apretar al extremo. Por supuesto, es importante que no esté retorcido, porque, de ser así, su eficacia se reduce considerablemente.

Efecto submarino

El efecto submarino se produce cuando el cinturón de seguridad no está correctamente colocado (mal ajustado u holgado), de forma que el cuerpo se desliza por debajo de la banda abdominal. En el caso del conductor, aumenta el riesgo de chocar contra el volante, la parte baja del vehículo o el salpicadero.

Según advierte la DGT, el efecto submarino puede producir lesiones en pelvis y espalda de carácter grave, así como hemorragias internas. Para evitarlo, los expertos en seguridad vial recomiendan no dejar el cinturón holgado, aunque resulte más cómodo.

Tampoco es una buena idea colocar toallas o cojines en el asiento porque favorece la aparición del efecto submarino ya que se pierde firmeza y sujeción. Por supuesto, esto no sucede únicamente en el asiento del conductor; también puede ocurrir en el resto de pasajeros del vehículo.

Por último, cabe señalar que a partir del 1 de marzo de 2022, «aumentan de 3 a 4 puntos que se pierden por no llevar puesto el cinturón, casco o sillita, o si lo llevas mal puesto», según explica la DGT. La sanción económica se mantendrá en 200 euros, como hasta ahora.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias