Una furgoneta kamikaze revienta la frontera de Ceuta con 52 inmigrantes subsaharianos a bordo

Una furgoneta ha atravesado a toda velocidad la frontera de Ceuta reventando la entrada en el Tarajal. El vehículo llevaba a bordo a 52 inmigrantes subsaharianos, según han informado fuentes policiales. Los hechos han ocurrido sobre las cuatro de la mañana.

El vehículo kamikaze ha cumplido con la labor para la que ha sido contratado: llevar a los inmigrantes a suelo español. La furgoneta rompió las puertas del paso fronterizo del Tarajal empotrándose contra la verja a toda velocidad.

Tras atravesar la frontera, los inmigrantes fueron localizados deambulando por las calles de Ceuta. Cuatro de ellos han tenido que ser trasladados al hospital. El grupo está formado por 34 varones adultos, 16 mujeres y dos menores de edad.

Concretamente, los 52 inmigrantes fueron localizados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a la altura de la playa del Tarajal, a aproximadamente un kilómetro de la frontera ya en territorio de la ciudad autónoma, según han informado fuentes que han intervenido en el operativo desplegado para atender el suceso.

Las Fuerzas de Seguridad han activado el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de la Cruz Roja para efectuar el primer reconocimiento sanitario de rutina a los indocumentados, que presentaban un "buen estado general de salud".

Cuatro de ellos han sido trasladados a un hospital por lesiones leves como un esguince de tobillo, de rodilla, dolor abdominal y vómitos. La institución humanitaria ha repartido entre todos ellos ropa seca y calzado.

Detenido el conductor

la Guardia Civil de Ceuta ha detenido en las inmediaciones del Hospital Universitario al ciudadano marroquí de 38 años que conducía la furgoneta kamikaze. Durante las próximas horas será puesto a disposición judicial acusado, entre otros presuntos delitos, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, lesiones, desobediencia y atentado con empleo de medio peligroso.

Tras atravesar las líneas de control marroquíes y españolas, una vez en la ciudad autónoma, el vehículo fue interceptado a unos 500 metros del paso fronterizo, en el cruce de la Carretera Nacional 352 con el vial de acceso a la barriada del Príncipe y el Hospital Universitario, en cuyas inmediaciones se alcanzó al conductor.

Un suceso ya ocurrido

A pesar de los llamativo de la noticia y de la forma de atravesar la frontera, este hecho no es único en nuestro país. De hecho, el uso de vehículos kamikaze para introducir personas ilegalmente en nuestro país se viene repitiendo desde 2013. Eso sí, nunca se había introducido un número tan elevado de personas.

En 2018 se condenó a la primera persona en la ciudad por utilizar este sistema con 14 personas en un todoterreno. Finalmente aceptó abonar una multa de 450 euros por un delito de falsedad documental, otros 225 por otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y año y medio de cárcel por atentado en concurso con lesiones con empleo de medio peligroso.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias