La familia de Laura Luelmo pedirá la prisión permanente revisable para Bernardo Montoya

La abogada de la familia Laura Luelmo, Patricia Catalina, ha avanzado hoy que pedirá la prisión permanente revisable para Bernardo Montoya, el supuesto asesino de la joven zamorana, que ha pasado hoy a disposición judicial, si bien a las siete de la tarde no había comenzado a declarar ante la juez encargada del caso.

Laura Luelmo
Laura Luelmo, la joven asesinada en la localidad de El Campillo, Huelva

A su llegada este mediodía a los Juzgados de Valverde del Camino (Huelva), la letrada ha querido "agradecer a todos el respeto" que han brindado a la familia y ha precisado que "en cuanto se levante el secreto de sumario se podrá estudiar la causa con la Fiscalía y presentar la acusación formal".

A las 9.15 horas Montoya abandonó la comandancia de la Guardia Civil de Huelva para ponerse a disposición judicial cuando se cumplían las 72 horas de su detención.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informó alrededor de las 14.00 horas de que el detenido había pasado a disposición judicial y de que estaba a la espera de declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción 1, que es el que se ha hecho cargo de la investigación.

A estas horas el detenido se encuentra en el cuartel de la Guardia Civil de Valverde a la espera de ser llamado por la juez para tomarle declaración.

Montoya fue arrestado el pasado martes y tras varias horas en las dependencias del instituto armado de Valverde fue trasladado en la madrugada del miércoles a la comandancia de Huelva, donde finalmente confesó ser el autor de los hechos aunque dando una versión que poco a poco los investigadores van desmontando con las pruebas que han obteniendo y con los resultados de la autopsia.

Negó que la hubiera agredido sexualmente, aunque la autopsia confirmó esa agresión, y tampoco reconoció haberla llevado a su casa en El Campillo (Huelva), situada a escasos metros de la Laura, donde los investigadores han encontrado restos de sangre que podrían corresponder a su víctima -se está a la espera de los resultados- y que el detenido no pudo hacer desaparecer a pesar de haber fregado la vivienda para borrar cualquier pista.

Hasta esa casa fue trasladado el pasado miércoles y permaneció en ella durante una hora y media junto a agentes de Criminalística de la Guardia Civil, quienes durante todo el día de ayer, ya en ausencia del detenido, también estuvieron trabajando allí.

La toma de declaración del detenido por parte de la jueza es el último paso para que esta determine la situación procesal del detenido.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias