Convulsiones, asfixia e infarto: la «molécula de Dios» de Nacho Vidal

El actor confiesa a los investigadores que ya había hecho esos rituales en otras ocasiones, según él siempre sin percibir ningún dinero a cambio, pero la Guardia Civil le acusa a él y a sus dos acompañantes de homicidio imprudente y un delito contra la salud y el juzgado les imputa por el mismo motivo antes de dejarles en libertad.

Los hechos se remontan al pasado mes de julio en la casa de campo del actor en Enguera, Játiva. Entonces fue cuando supuestamente celebraron el ritual chamánico de la llamada “molécula de Dios” en el que falleció de un infarto el fotógrafo José Luis Abad según la autopsia.

La “molécula de Dios” es un ritual de origen centroamericano que consiste en inhalar o fumar un compuesto del veneno que segregan las glándulas parótidas del sapito de Sonora o Bufo Alvarius, conocido como bufantoína. Se utiliza para “viajes” iniciáticos de tipo chamánico pero últimamente se había popularizado como un método para tratar adicciones a las drogas o experimentar alucinaciones en grupo. Hasta la fecha el único laboratorio ilegal que se dedicaba a la producción y comercialización en internet de la sustancia fue desmantelado hace unos meses en Antofagasta, Chile, tras una cadena de fallecimientos por su ingesta en fiestas y rituales.

En realidad es uno de los alucinógenos más potentes que existen ya que contiene la sustancia DMT altamente peligrosa. Los “viajes” tras fumar la droga en una pipa de cristal duran una media de entre 15 o 20 mn, el problema según fuentes del caso, es la dificultad para controlar la dosis de la sustancia comprada en el mercado negro. Un mínimo descuido produce taquicardias, vómitos, convulsiones, asfixia y como ocurrió en éste caso finalmente un infarto mortal. Los consumidores experimental distorsiones mentales y alucinaciones en las que llegan a ver ángeles, extraterrestres o cualquier otro delirio.

En España ya se han detectado reuniones y fiestas para consumir la “molécula de Dios” en las costas de Cádiz y baleares e incluso existen varios grupos de chamanes que ofrecen “sesiones guiadas” en las que se introduce en grupo al consumo de la droga por precios que pueden llegar hasta los 500 euros por sesión.

La muerte del fotógrafo José Luis Abad fue tomada en principio por accidental, sin embargo tras la denuncia de la familia para que se investigara el caso el equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Játiva llegó a la conclusión de que se trataba de un homicidio imprudente ya que a pesar de las negativas de Nacho Vidal y sus acompañantes, los guardias les acusan de no haber llamado a los servicios de emergencia ante el estado crítico en que se sumió la víctima tras la ingesta de la droga. Sus detenciones estaban programadas para el pasado mes de marzo, pero finalmente se retrasaron al pasado jueves por el estado de alarma, y tras pasar a disposición judicial quedaron en libertad aunque imputados por  homicidio imprudente y delito contra la salud obligados a personarse periódicamente en el juzgado y con la prohibición de abandonar España.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias