Cortadas tres carreteras e inundada una estación de Metro en Valencia por la gota fría

Inundaciones en Silla (Valencia).

El episodio de gota fría en Valencia ha provocado el cierre al tráfico de parte de tres carreteras, entre ellas la Pista de Silla (V-31) en los dos sentidos, la inundación de una estación de Metrovalencia y el rescate de dos personas atrapadas en un coche atascado en la CV-33, a la altura de Torrent, según el balance del Centro de Coordinación de Emergencias.

Desde las tres de la tarde, el 112 ha gestionado un total de 25 incidencias, la mayoría en Valencia por problemas en la calle y coches atrapados. Las precipitaciones han dejado en las últimas cuatro horas 78,2 litros por metro cuadrado en el observatorio de Viveros de Valencia, 70,2 en Picassent, 40,8 en el conjunto de Valencia, 40,6 en Real de Montroy, 28,6 en Quart de Poblet y Siete Aguas y 25,6 en Cortes de Pallás; todas en la provincia de Valencia.

El temporal también ha afectado al tráfico de dos aviones de Ryanair en el aeropuerto de Manises (Valencia), que han sido desviados a Alicante de manera puntual y han aterrizado en El Altet, aunque más tarde han vuelto a su ruta con normalidad, según fuentes aeroportuarias.

En la ciudad de Valencia, la lluvia ha provocado el cierre de la circulación de la línea 1 del metro, interrumpida entre Picassent-Font Almaguer y Empalme-Seminari desde las 17.45 horas, y la inundación de la vía desde la Font del Almager hasta Villanueva de Castellón, informa Metrovalencia en Twitter.

Respecto al tráfico ferroviario, la circulación en la línea C3 de Cercanías Valencia se encuentra interrumpida entre las estaciones de Valencia FSL y Valencia Sant Isidre por una incidencia causada por las condiciones meteorológicas en la zona, según Adif.

 

En cuanto a los puertos, el de Castellón ha paralizado su actividad -se encuentra en ‘condición Charlie’ desde las 16.30 horas- y el de Valencia ha instado a los transportistas a que adelanten la hora de llegada.

Por su parte, la planta de Ford en Almussafes (Valencia) ha acordado suspender el turno de noche de este jueves para evitar los desplazamientos de los cerca de 2.000 empleados que trabajan en este horario, de diez de la noche a seis de la mañana.

Y respecto a los centros educativos, un centenar de municipios de las provincias de Castellón y Valencia han decidido suspender las clases esta tarde y todo el viernes, 19 de octubre, ante el episodio de fuertes lluvias, entre ellos el Ayuntamiento de Valencia.

Carreteras cerradas

En concreto, las vías que han cerrado algunos tramos son la CV-176 (Castellón), desde las 15.54 horas y en el acceso al núcleo poblacional de Cedraman; la CV-213 (Valencia), a la misma hora en el tramo entre Matet y Algimia de Almonacid, y la V-31, en Silla (Valencia), desde las cuatro y media de la tarde. Las dos primeras son de titularidad provincial y la Pista es estatal.

Por su parte, están abiertas al tráfico con precaución la CV-506, en Alzira (Valencia); la CV-525, en Algemesí-Alginet (Valencia), y la CV-563, en el acceso a La Llosa de Ranes (Valencia), con datos del 112 hasta las 17.15 horas de este jueves.

En materia de incidencias, los bomberos del Consorcio de Valencia han realizado cuatro actuaciones a lo largo de toda la jornada. La principal ha sido el rescate de dos personas atrapadas en un coche atascado en la CV-33, en Torrent, a las 17.34 horas.

Previamente, hasta las tres de la tarde han actuado en tres avisos relacionados con las lluvias. A las 13.46 horas se han desplazado a un centro de menores de Aldaia (Valencia) con una canalización de agua taponada, pero finalmente no han sido requeridos.

En Nàquera (Valencia), los bomberos han intervenido en la Creu de Llíria por acumulación de agua en la carretera. Y en Manises (Valencia), han retirado agua de parte del tejado de una casa abandonada, sin personas ni otras viviendas afectadas.

Puig pide prudencia

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido a los valencianos “máxima prudencia” ante el episodio de gota fría y ha recordado que se deben reducir los desplazamientos en coche a casos de “extrema necesidad”.

Así se ha pronunciado Puig en declaraciones a los medios en su visita al Centro de Coordinación de Emergencias para conocer la evolución del temporal y el dispositivo para hacer frente al mismo, que está compuesto por hasta 2.000 personas.

Puig ha explicado que se han establecido todas las precauciones para afrontar “una situación complicada” y ha incidido en que esta tarde y noche van a ser “ciertamente complicadas en una parte importante de la Comunitat”, por lo que los ciudadanos “deben ser conscientes de la situación y actuar en consecuencia”. Ha manifestado su deseo de que “no haya ningún tipo de desgracia personal” y ha instado a poner “todos de nuestra parte”.

Según ha explicado, la evolución del temporal de lluvias está siguiendo los modelos previstos y “ya desde hace unos días se está alertando a la población” en base a esas previsiones: “Entiendo que la gente tiene que moverse, pero hay que moverse con absoluta prudencia”.

Sobre los puntos más problemáticos, se ha referido a Valencia y su área metropolitana, Castellón y las comarcas del norte de Castellón, pero ha advertido que “los modelos van cambiando”. Ha reiterado, por tanto, la petición de prudencia “sabiendo, además, que habrá algún tipo de consecuencia” porque “cuando cae tanta agua seguida en un lugar determinado puede haber problemas de escorrentías, desprendimientos, y hay que preverlo”.

En el 112, ha indicado, el “cerebro de todo el operativo” trabajará toda la noche con todos los puestos cubiertos, siempre desde la máxima coordinación con los dispositivos locales. “Todas las administraciones están absolutamente volcadas y coordinadas”, ha asegurado.

Últimas noticias