Dolor de cabeza

¿Sientes pinchazos en la cabeza?

¿Cuáles son los principales factores que pueden provocar estos molestos pinchazos en la cabeza y qué puedes hacer para evitarlos? Toma nota.

Pinchazos en la cabeza
Dolor y pinchazos en la cabeza

Los pinchazos en la cabeza se convierten en un síntoma cada vez más presente en nuestra rutina acelerada, mientras nos vemos obligados a cumplir con una infinidad de tareas en el corto plazo de un día. Por ello, una práctica frecuente es recurrir a la automedicación para aliviar las molestias y seguir adelante con los quehaceres diarios. No obstante, estos pinchazos están asociados a diferentes causas y el uso de medicamentos no resulta eficaz para “atacar” la raíz del problema.

¿Por qué sentimos pinchazos en la cabeza?

Los pinchazos suelen aparecer como una de las muchas posibles manifestaciones del dolor de cabeza. De esta forma, hay múltiples factores o elementos que pueden llegar a ocasionarlos, desde el cúmulo de tensión en el día a día, hasta la mala postura al sentarse y algunos problemas de salud. A continuación, analizamos brevemente las 5 principales causas de los pinchazos en la cabeza:Pinchazos en la cabeza

El estrés

Hay quienes afirman que “hoy todo parece ser a causa del estrés” con tono de desconfianza. Pero, lejos de ser una exageración, las emociones negativas y el cúmulo continuo de tensión pueden tener repercusiones nefastas en nuestra salud.

Quizá la clave para dejar de subestimar los riesgos del estrés sea entender que, tarde o temprano, los desequilibrios en esta “esfera emocional” (o psicológica) se manifestarán también en la “esfera física” (o corporal), conllevando al desarrollo de signos clínicos.  Cansancio, debilidad, tendencia a enfermarse fácilmente, desánimo, dolores de cabeza, rigidez muscular, depresión, taquicardia… Y la lista sigue.

Durante un episodio de estrés, tu organismo se identifica en un contexto de peligro inminente y dispara una serie de mecanismos de defensa, que te permiten estar preparado para reaccionar. Uno de ellos es incrementar la tensión muscular, haciendo que tus músculos se contraigan bruscamente, incluso los del cuello, la cara y la mandíbula. Entonces, puedes sentir estos pinchazos en la cabeza repentinos.

Y cuando te expones constantemente a contextos o situaciones estresantes, estos pinchazos pueden volverse parte de tu rutina.

Problemas en la vista

Otra causa frecuente de los pinchazos en la cabeza son los problemas oculares no diagnosticados y tratados de forma inapropiada. Cuando estos problemas no se corrigen adecuadamente, la persona tiende a forzar los ojos para conseguir ver mejor. Y ello puede generar dolores de cabezas frecuentes, acompañados o no por pinchazos.

Los problemas de vista más comunes en la población mundial son: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia (la popular “vista cansada”). Todos ellos pueden hacer que, de manera instintiva, contraigamos de forma exagerada la musculatura ocular para poder enfocar mejor los objetos.Pinchazos en la cabeza

La repetición de este movimiento genera gran presión sobre la musculatura, provocando dolores de cabeza, principalmente en la región frontal y alrededor de los ojos. Además, en estos casos, los pinchazos suelen estar acompañados de ardor en los ojos y lagrimeo.

Migrañas

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que suele ocurrir junto a otros síntomas, como hipersensibilidad a la luz y al sonido, nauseas y vómitos. Se produce en consecuencia de una actividad cerebral irregular o anormal, la cual puede ser provocado por numerosos factores.

¿Y adivinarías cuál es el principal? Pues, sí, el estrés, ya que las migrañas tensionales son las más comunes en la actualidad. Lógicamente, están relacionadas a aquellas sobrecargas de tensión que nuestro cerebro y todo nuestro cuerpo deben soportar a diario.

No obstante, hay muchas otras causas de las migrañas y la herencia genética es un componente importante. En las mujeres, los cambios hormonales pueden provocarlas, por lo que son más frecuentes en los días previos a la regla, durante la menopausia y en los primeros meses del embarazo.

Por otro lado, los cambios bruscos de temperatura y la exposición a la luz excesiva o a ruidos muy intensos, pueden favorecer la aparición de las migrañas y los molestos pinchazos en la cabeza. También el consumo excesivo de algunos alimentos y bebidas, como el chocolate y el vino, es un factor de riesgo.

Mala postura corporal

Las malas posturas corporales al sentarnos o permanecer de pie también pueden generar un cuadro de contractura muscular, principalmente en las regiones cervical y lumbar de la columna vertebral. En consecuencia, además de pinchazos en la cabeza, podemos sentir dolores en estas regiones.

Para prevenir estos síntomas, es fundamental contar con elementos ergonométricos en el ambiente laboral. Pero también dependerá de cada persona asimilar el hábito de mantener una buena postura, evitando sobrecargar  la columna.

Sinusitis

Esta afección se caracteriza por la inflamación e hinchazón de los senos paranasales, que son unos conductos llenos de aire situados en el cráneo. Generalmente, se desarrolla como una reacción inflamatoria de alguna infección subyacente, que puede ser de origen vírico, bacteriano o fúngico.

Los casos agudos de sinusitis se manifiestan mediante episodios aislados, mientras los crónicos suelen durar más de 12 semanas. En ambos, suele producirse una inflamación en la región frontal de la cabeza, a la altura de los ojos, que genera síntomas como dolor ocular, pinchazos en la cabeza, congestión nasal y fiebre.

Para prevenirlos, se recomienda no fumar, evitar exponerse a agentes alérgenos controlar la humedad del hogar y fortalecer el sistema inmunológico, previniendo, así, infecciones respiratorias.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias