Enfermedades

¿Qué es la sífilis? Conoce algunos datos de esta enfermedad de transmisión sexual

Se producen casi 4.000 casos anuales en España.
¿Qué es la sífilis? Conoce algunos datos de esta enfermedad de transmisión sexual

Se producen casi 4.000 casos anuales en España, especialmente en personas entre los 15 y los 30 años. Descubrimos en qué consiste la sífilis.

Más de 900.000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en 2012 en general. Y en el año 2015, la tasa de incidencia fue de 8,37 casos por 100.000 habitantes en España.

Se producen casi 4.000 casos anuales en España, especialmente en personas entre los 15 y los 30 años. Descubrimos en qué consiste la sífilis.

Esta enfermedad suele contagiarse cuando se practica sexo vaginal, anal y oral, y puede infectar la vagina, el ano, el pene o el escroto y, en ocasiones, también otras zonas como los labios y la boca.

Sus principales síntomas son visibles por todos porque se observa, en las zonas antes descritas, una especie de llagas que pueden desarrollarse en úlceras. Las llagas pueden persistir o bien desaparecer por sí solas, aunque pueden entonces aparecer erupciones y/o verrugas. Otros síntomas son fiebre y dolor de cabeza, y pérdida de peso.

Las personas que pueden contagiarse de sífilis son aquellas que suelen tener una importante y variada vida sexual y además no suelen utilizar protección a la hora de mantener relaciones sexuales. Es importante prevenir siempre porque, de lo contrario, puede haber complicaciones si se pasa a una etapa más importante de la enfermedad.

Ante cualquier sospecha, como la aparición de verrugas o dolores, y además sabemos que hemos practicado sexo con distintas personas, iremos al médico. El profesional suele hacer un diagnóstico siempre, según los síntomas y exámenes de las llagas del cuerpo, análisis de sangre o la examinación del líquido de la llaga de la sífilis con un microscopio.

Para tratar la sífilis debemos hacer caso al médico. En principio esto pasa por tomar diversos medicamentos, especialmente antibióticos. Posteriormente, es necesario examinarse  y realizar un análisis de sangre para saber si ya no se tiene esta enfermedad.

Durante el tiempo del tratamiento y posteriormente mientras nos están analizando es mejor no mantener relaciones sexuales, pues podemos contagiar a otras personas.  Es importante tratar esta y otra enfermedad de transmisión sexual para evitar daños mayores a uno mismo y a otras personas. Por ejemplo, con la sífilis podemos tener neurosífilis y problemas cardiovasculares.

La prevención es lo más importante para evitar las enfermedades relacionadas con la sexualidad.

Temas

Lo último en Salud