Niños

Qué secuelas tiene del bullying

No es lo mismo lo que se puede sentir en el momento, o en la niñez y adolescencia, que las secuelas del bullying en la edad adulta.

En edad escolar, se observa un bajo rendimiento.
Qué secuelas tiene del bullying

Las consecuencias del bullying pueden ser importantes y depende de la edad. No es lo mismo lo que se puede sentir en el momento, o en la niñez y adolescencia, que las secuelas del bullying en la edad adulta, cuando han pasado unos años.

En todo caso, los efectos del acoso escolar deben ser tenidos en cuenta y tratarse de inmediato, antes que se desarrollen mucho más.

Bajo autoestima

Esto es algo que puede empezar en la niñez y prolongarse durante la vida adulta. Muchas personas que han sufrido acoso escolar se sienten inseguras, tienen la autoestima por los suelos y necesitan ganar confianza.

Bajo rendimiento escolar

En edad escolar, se observa un bajo rendimiento. El niño no rinde igual, empieza a sacar malas notas y tiene un retraso en cuanto a aprendizaje en materias y contenidos. Cuando esto se observa de forma radical, el niño antes no tenía esta situación, debe hablarse con la escuela y la familia para encontrar una solución.

No confiar en nadie

Cuando el bullying ha sido algo intenso durante años, quienes lo han sufrido acaban por no confiar en nadie. Esto engloba familia, amigos y parejas.

Depresión

Es normal tener largos periodos de depresión. Esto sucede tanto en la adolescencia como en la edad adulta. Debe ayudarse a estas personas de salir de su pozo para que la situación no vaya a más. El suicido no se descarta, pues ya hay más de un caso.

Fobia social

Es un trastorno que pueden desarrollar aquellas personas que han sido víctimas de bullying. No quieren salir de casa, ni rodearse de personas y entonces empiezan a aislarse. Pero no solo ello, la fobia social les puede traer síntomas físicos y psíquicos muy complicados.

Estrés

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la King’s College London encontró que los efectos negativos sociales, físicos y mentales seguían siendo evidentes 40 años después. Y se concluyó que los acosados de niños tenían más probabilidades de tener peor salud mental y física, por tanto un alto nivel de estrés, entre otros problemas mentales como hemos señalado anteriormente.

Odio y venganza

Los sentimientos de rabia son también papables. Algunos acosados pueden desarrollar sentimientos de odio y de venganza, y algunos estarían dispuestos a vengarse de sus acosadores.

Lo último en Salud

Últimas noticias