Músculos

¿Qué es el desequilibrio muscular?

Una utilización más intensiva de unas articulaciones en contra de otras, puede provocar un desequilibrio muscular. ¿Cómo tratar este tipo de desajustes físicos?

El desequilibrio muscular
Equilibrio entre músculos

El desequilibrio muscular es un escenario anormal para el cuerpo humano. Puede presentarse tanto en las extremidades superiores, como en las inferiores. Los casos más dramáticos suelen aparecer después de traumatismos que hayan provocado la pérdida parcial o total de la movilidad un brazo o una pierna. También aparecen de manera progresiva como consecuencia del sedentarismo. Incluso es una situación de la cual no están exentos deportistas aficionados y hasta de alta competencia. Y no solo por los riesgos de lesiones.

Estas anomalías necesitan de atención especializada y prioritaria. Pasarlas por alto solo servirá para acrecentar las deficiencias. Entrando dentro de un círculo viciosos del cual será más difícil salir a medida que transcurra el tiempo.

Desequilibrios por traumas

Las fracturas de muñeca o esguinces en los tobillos son dos de los traumas que pueden provocar la pérdida de la movilidad de las extremidades. Como parte de los tratamientos correctivos, el miembro afectado pierde parcial o completamente no solo su movilidad, también su utilidad.

Mientras que la situación no quede solventada, todas las acciones que antes eran acometidas entre dos, son realizadas por el eje sano. Esta demanda extraordinaria provocará un mayor desarrollo del brazo o la pierna activa. Al tiempo que su contraparte terminará sustancialmente debilitada. Por ello es que traumatólogos y fisioterapeutas no dan por superado estas lesiones hasta que el desequilibrio muscular es eliminado.

Casos entre deportistas

En la práctica, el desequilibrio muscular suele afectar mayoritariamente a quienes practican deportes asimétricos. Un ejemplo muy ilustrativo se encuentra en el tenis de campo. Los jugadores tienden a desarrollar mucho más los tejidos de su brazo fuerte. Sobre todo, aquellos que juegan el revés a una sola mano. Para evitar esta situación, realizar ejercicios de fuerza compensatorios es indispensable.

Las técnicas inapropiadas al practicar disciplinas simétricas, como running o natación, también pueden servir para generar estas anomalías. De ahí la importancia de dominar y respetar las especificidades de cada actividad. No se trata simplemente de ‘solo’ correr o nadar.Lesión en el deporte

Desequilibrio muscular por sedentarismo

La falta de actividad física solo trae consigo consecuencias negativas. Cuando lo anterior se combina con regímenes alimenticios deficientes, con alto contenido de grasas saturadas, azúcares, calorías y harinas refinadas, los pronósticos son realmente desfavorables.

Entre los sedentarios la debilidad de los tejidos es un tema preocupante y alarmante. Los músculos van perdiendo el tono y la fuerza, lo que impide a las personas mantenerse de pie por mucho tiempo o caminar sin cansarse. En ocasiones no pueden levantar objetos ligeros. Hasta que llega el punto en que sus rodillas y piernas pierden toda la capacidad de sustentación y transportación.

Cada vez que se recomienda hacer ejercicios no se trata de un eslogan promocional o por seguir una moda. El cuerpo humano necesita de actividad regular y frecuente para mantenerse en buen estado. Estamos diseñados para movernos y esforzarnos. La inactividad atrofia y esto también es una enfermedad.

Lo último en Salud

Últimas noticias