Coronavirus

Los pacientes con enfermedades renales crónicas deben ser más precavidos con el COVID-19

Los pacientes con enfermedades renales crónicas deben ser más precavidos con el COVID-19
@Istock

La pandemia del coronavirus, tanto sus efectos como la forma de protegernos, ha ocupado gran parte de nuestras vidas desde que estallara esta crisis sanitaria sin precedentes en nuestro país. Durante estas semanas el Ministerio de Sanidad está publicando diferentes recomendaciones para saber cómo combatir al virus o cómo actuar en caso de contagio del COVID-19, sin embargo, ¿sabemos cómo actuar con personas que sufren enfermedades renales crónicas durante el confinamiento? ¿Cómo protegemos a estos pacientes durante la pandemia?

El COVID-19 ha despertado en toda la sociedad y en el seno de las familias la corresponsabilidad del autocuidado y el cuidado de los demás. Es muy importante que durante este confinamiento, tal y como señalan las autoridades sanitarias, se sigan de manera estricta los tratamientos. Y, además, se lleve a cabo una alimentación adecuada, una buena hidratación, así como una higiene muy detallada que evite cualquier contagio a nuestros seres queridos, sobre todo poniendo especial atención en aquellos que forman parte de los grupos de riesgo como las personas con patologías crónicas.

En este colectivo están, entre otros, los pacientes con enfermedad renal crónica –con insuficiencia renal o trasplantados de riñón– que necesitan tratamientos de diálisis de manera asidua lo que provoca que, desde el punto de vista epidemiológico, estén más expuestos al foco del coronavirus. Además, muchos de ellos acuden al tratamiento en transporte sanitario colectivo y están durante horas en los centros hospitalarios, lo que aumenta las posibilidades de contagio.

Por todo ello, señalan desde el Ministerio de Sanidad, es muy importante que, además de seguirse las recomendaciones generales, también se haga un seguimiento más detallado de los posibles síntomas de COVID-19 que puedan presentar e identificar de manera precoz los casos de infección.

Si hay síntomas, llamar a la Unidad de Diálisis

Si aparecen síntomas de infección respiratoria, como tos, fiebre y sensación de falta de aire, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con la Unidad de Diálisis y, en la medida de lo posible, el traslado del paciente a la misma en su propio coche, tratando de evitar el transporte colectivo.

Evitar el transporte colectivo

Además, señalan las autoridades sanitarias, hay que evitar ir acompañado en el transporte colectivo destinado a los pacientes y tener las debidas precauciones de higiene: lavar las manos antes y después de bajar de la ambulancia, así como realizar un lavado de la fístula arteriovenosa para diálisis.

No salir de casa, salvo para las sesiones de diálisis

Y, por último, recalcan de manera muy incisiva que los pacientes que sufren enfermedad renal crónica no deben salir de casa bajo ningún concepto, exceptuando las sesiones de diálisis. En este último caso, además, recuerda Sanidad, se debe llevar una mascarilla quirúrgica.

En estos momentos están proliferando numerosas noticias e informaciones cuya fuente no siempre es del todo fiable. Por ello resulta más importante que nunca, sobre todo en el caso de los pacientes con alguna enfermedad crónica, seguir las recomendaciones sanitarias que están dando las autoridades sanitarias, a las que Quirónsalud se suma.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias