Manos

Manos pequeñas, ¿genética o deformidad?

A veces vemos a algunas personas con unas manos exageradamente diminutas. ¿Las manos pequeñas son una deformación o es normal que esto suceda?

Manos pequeñas,
¿Qué causas tienen las manos pequeñas?

Las manos pequeñas pueden deberse a varios factores, entre los que se incluyen un aspecto genético, así como también una malformación o deformidad. Este último caso depende del aspecto de dichas manos, es decir, unas manos pueden ser pequeñas, pero perfectamente proporcionadas de acuerdo al resto del cuerpo de la persona. Sin embargo, cuando no están bien proporcionadas, es decir, los dedos son desproporcionadamente cortos, se trata de una malformación. En este sentido, una de las malformaciones más comunes es la conocida como braquidactilia, a continuación, vemos más información.

Manos pequeñas: ¿qué es la braquidactilia?

Como se comentó anteriormente, la braquidactilia es una malformación que afecta principalmente los dedos de las manos y en algunas ocasiones también a los dedos de los pies. Una de sus principales características es la desproporción de los dedos con respecto al resto de la mano, así como también respecto al cuerpo de la persona.

Raramente la braquidactilia ocurre en todos los dedos de las manos. De hecho, lo más común es que afecte solamente al pulgar, aunque por supuesto, puede haber excepciones. Por otro lado, las mujeres son mucho más propensas a desarrollar esta malformación, específicamente el 70% de los casos son mujeres.Manos pequeñas

En algunas ocasiones, la braquidactilia puede ir acompañada de otro tipo de malformaciones, siendo las más comunes: polidactilia y la sindactilia. En el caso de la primera, se trata de un trastorno de carácter genético cuya principal característica es que la persona nace con más de cinco dedos.

La sindactilia, por su parte, es cuando ocurre una fusión genética y la persona nace con dos o más dedos unidos o pegados entre sí. Otro trastorno genético son los defectos de reducción en las extremidades, en este caso específico, en las manos. Las manos son desproporcionadamente pequeñas.

Manos pequeñas por genética

En el caso de que las manos sean pequeñas, pero bien proporcionadas, puede deberse a una cuestión genética. Al igual que los pies, las manos pueden ser más o menos grandes. En este sentido, se deben tomar en consideración aspectos como la altura de la persona, carga genética por parte de sus padres, abuelos y demás familiares, entre muchos otros aspectos.

La determinación de si unas manos pequeñas se deben a un factor genético o a una deformación dependerá, tal y como se comentó anteriormente, de muchos factores, pero sin duda alguna, la proporcionalidad es clave. En el caso de la deformidad, en muchos casos viene acompañada de otros trastornos genéticos, siendo los más comunes los anteriormente descritos: dedos de más, reducción de extremidades o fusión genética.

En un elevado porcentaje de los casos, las manos pequeñas bien proporcionadas se deben a un factor genético. En esos casos también influye la altura de la persona, entre muchos otros factores, pero no se trata de una malformación. Ahora bien, en el caso de deformaciones, hoy en día existen muchas opciones terapéuticas y quirúrgicas de gran ayuda.

Lo último en Salud

Últimas noticias