Contracturas

Estos son los tratamientos de las contracturas de trapecio

Estos son los tratamientos de las contracturas de trapecio
Estos son los tratamientos de las contracturas de trapecio

Las contracturas son cada vez más comunes. Concretamente queremos saber los tratamientos de las contracturas de trapecio que podemos llegar a padecer, especialmente si no entrenamos bien y como consecuencia de malas posturas mientras trabajamos o en el tiempo libre.

El gran problema es que esta dolencia se vuelve incapacitante para ciertas acciones y puede aparecer en el momento menos oportuno. Entonces no sólo resultan importantes los tratamientos para curar la contractura en el trapecio sino también los que la previenen.

Los tratamientos de las contracturas de trapecio

Este músculo, que se encuentra ubicado en la parte posterior del cuello o base del cráneo y se extiende hacia los hombros, suele dolernos cuando estiramos los brazos hacia alguno de los lados o cuando giramos la cabeza, impidiéndonos realizar acciones diarias básicas.

Descansar correctamente

La principal causa de este sufrimiento físico no está en el movimiento sino en la falta de un descanso diurno o nocturno adecuado. Muchísimas personas padecen de contracturas en la zona porque duermen pocas horas y en una posición que no es cómoda.

Aplicar calor en la región afectada

Si ya es demasiado tarde y acabas de percibir nuevamente el endurecimiento de los músculos en la parte posterior del cuello, intenta aplicar algo de calor en esta región para facilitar la relajación de los grupos que la forman. Sirve tanto el aire como el agua caliente.

Aplicar frío en la región afectada

Como la exposición a las altas temperaturas, cuando bajan las temperaturas entonces se reduce el dolor agudo contribuyendo al flujo sanguíneo y controlando la inflamación que se produce cuando forzamos a los músculos a soportar una mala postura.

Beber una infusión de jengibre

Las bebidas con jengibre están de moda y no sólo por su sabor que gusta a la mayoría sino especialmente por sus aportes a la salud. Concretamente, en el caso de quienes conviven con una contractura en el trapecio, funciona a modo de analgésico natural sin las contraindicaciones habituales de los fármacos que pudiera recomendarte tu médico.

Ejercitar regularmente con estiramientos

Como decíamos al comienzo, lo más recomendable es prevenir y para hacerlo tienes que ejercitarte con regularidad estirando la zona. Además de descansar debes estirar los músculos por la mañana y por la noche para favorecer su movilidad y darle más elasticidad. Repitiendo los ejercicios varias veces a la semana, es menos probable que una contractura como ésta te sorprenda.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias