Psicología

Aprende a saber gestionar el sentimiento de culpa

Aprende a saber gestionar el sentimiento de culpa
Aprende a saber gestionar el sentimiento de culpa

Muchas veces nos sentimos culpables cuando realmente no es así. Es decir, no hemos hecho nada que nos posicione en esta situación, sin embargo, nos sentimos mal. Debemos entonces  aprender a saber gestionar el sentimiento de culpa. ¿Cómo lo hacemos?

Con estos consejos lo podemos conseguir y así podremos vivir mucho mejor  con nosotros mismos y especialmente con los demás.

Cómo gestionar el sentimiento de culpa

Cuestiona la culpabilidad

Ixi Ávila, Coach de Inteligencia Emocional, aconseja que si te sientes mal por no hacer suficiente por tus hijos o no hacer suficiente en el trabajo, haz una lista de todas las cosas que haces a lo largo de un día para estas áreas de tu vida, te ayudará a ponerlo en perspectiva y a empezar a apreciar todo lo que aportas.

Acepta los errores

Está claro que todo no lo hacemos bien. Por esto debemos aceptar que nos equivocamos y que tenemos errores. No somos perfectos. Por ello lo mejor es aceptarlos, mirar hacia adelante, no quedarse anclados en ellos y aprender de estos para seguir adelante y que no se vuelvan a repetir.

No es tan importante

Si relativizamos algunos problemas que realmente no son tan graves, podremos superar este problema. veremos que hay realmente cosas que superan todo ello que pensamos que no nos deja vivir y que realmente es banal.

Marca tus limites

La coach explica que es necesario marcar límites. “Decir ‘No’, decir ‘Hasta aquí’, ‘No me apetece’, ‘Necesito ayuda’ o ‘No llego’ no te hace menos suficiente, y no es ninguna razón para sentirte culpable. Al contrario, esto permite vivir más y las personas lo entenderán. El no, a veces, es muy necesarios para nuestro bien individual, colectivo, mental y también físico.

Transformamos la culpa

Algo que nos pesa, debe cambiar. Así lo ideal es transformar este sentimiento de culpa en otras acciones positivas para darle la vuelta a situaciones que no nos gustan. Así veremos ese aspecto más positivo de todo ello.

Comparte experiencias

Seguro que no eres la única persona que se siente así. Es bueno compartir experiencias con otras personas para ver otras posibles soluciones, todo ello que quizás a ti no se te ha ocurrido y muchos otros ya han podido pasar realmente bien. Es decir, estaban en este sentimiento de culpa y ahora han superado estas situaciones.

No te juzgues

La coach responde que cada vez que te culpes, imagínate que eso por lo que te estás criticando le estuviera pasando a una amiga querida tuya. ¿Cómo la juzgarías? ¿Qué le dirías? Seguramente comprenderías que lo está haciendo lo mejor que puede con los recursos y herramientas que tiene ese momento.

 

Lo último en OkSalud

Últimas noticias