Si repite de candidato, no voten al PP

Si repite de candidato, no voten al PP

El historial de Daniel Pérez, el alcalde de Galapagar, está salpicado de deshonra. El primer edil popular pegó un pelotazo de 60.000 euros gracias a una operación de compra-venta de un solar ubicado en el municipio madrileño que él mismo gobierna. Y no sólo eso, en la plenitud de su desfachatez, utilizó como pantalla en la notaría a su concejal de Hacienda, Fernando Arias, para reservar la citada propiedad que compraría directamente a unos promotores a los que curiosamente aprobaría más tarde un proyecto urbanístico. Unos empresarios, por cierto, con los que negociaría los pormenores de esta abyecta operación en el mismísimo salón de plenos desde el que legisla para los galapagueños.

Tras la información desvelada por OKDIARIO, no cabe duda de que Pérez ha utilizado con superlativo descaro el Consistorio en beneficio propio y ha abusado de su poder para elevar sus ganancias crematísticas personales. Una reprochable actitud con la que el alcalde del PP ha puesto punto y final a su, hasta ahora, nada mediática carrera política. El Comité Ejecutivo del PP de Madrid, liderado por Pío García Escudero, no puede obviar que su candidato a la Alcaldía de Galapagar ha hecho un uso indebido de su posición pública con fines especulativos. Pero, no sólo el PP debe mover ficha, también la oposición en Galapagar, hasta ahora silenciosa a pesar del escándalo, debe pedir las pertinentes explicaciones al alcalde.

En política, como en todo cargo que conlleva responsabilidad pública, es imprescindible distinguir la línea entre lo personal y lo profesional, y Pérez, a tenor de lo demostrado, no posee capacidad para discernir entre ambas fronteras. El actual alcalde, que se ha negado a dar las explicaciones pertinentes a este periódico al ser debidamente contactado por sus poco decorosos devaneos urbanísticos, está inhabilitado para repetir en las listas electorales del PP a la Alcaldía el próximo 26 de mayo. No obstante, si los populares deciden correr un tupido velo sobre el poco honorable primer edil madrileño y no apartarlo como candidato, los galapagueños, sencillamente, no deben votar al PP.

Lo último en Opinión