Óscar Puente es… un pato

Óscar Puente es… un pato

Óscar Puente consiguió en 2015 los peores resultados de la historia del PSOE en las elecciones municipales de Valladolid. Pero, pese a tan nefasto resultado, consiguió arrebatarle la alcaldía al PP, tras 20 años de mayoría absoluta, pactando con Podemos, Izquierda Unida y Equo, quienes juntos tienen sólo un concejal menos que el PSOE. Dos años antes de su polémica llegada a la alcaldía, en febrero de 2013, el que es también portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, adquirió junto a su esposa, la juez Laura Soria, un pisazo de 282 m2 en el céntrico Paseo de Zorrilla de Valladolid, por tan solo 290.000 €. Cuando OKDIARIO publicó esta información, Puente respondió llamándonos “panfleto infame", así que lo mejor es que contrastemos los datos publicados con las "explicaciones" dadas por el alcalde, para que cada cual saque sus propias conclusiones.

Son datos que Puente y su esposa adquirieron su pisazo a 1.028 € el metro cuadrado, mientras que el portal Idealista, especializado en la venta de viviendas, indica que el precio de una vivienda similar en la misma fecha era el doble, concretamente 2.398 € por metro cuadrado. Otro dato es que Puente había ofrecido 14 meses antes 600.000 € por esa misma vivienda, oferta que finalmente no materializó. También es un dato que existen ofertas por la vivienda muy superiores a los 290.000 € pagados por Puente. Concretamente, OKDIARIO ha publicado la documentación de una oferta firme por 550.000 €. Otro dato es que el anterior propietario de la vivienda, el empresario vallisoletano David Pablo Villar, denunció públicamente que Óscar Puente le había engañado por quedarse con su piso muy por debajo de su precio de mercado.

Según la versión de este empresario de la construcción la oferta de 600.000 € que Puente y su esposa hicieron paralizó otras de menor cuantía en el juzgado de lo mercantil que tramitaba su procedimiento concursal personal. Finalmente Puente no materializó su oferta y el banco que le había concedido la hipoteca lo sacó a subasta tasado en 724.123,28 €. Un precio tan elevado que hizo que no hubiera ninguna oferta y conforme a la Ley de Enjuiciamiento Civil el banco se adjudicó la vivienda por el 60% de su valor, o sea, 434.473,96 €. Pero la sorpresa del anterior propietario del inmueble llegó cuando supo que el banco, pese a tener ofertas de terceros por 550.000 € o del propio Puente por 600.000 €, decidió, sorprendentemente, venderle la vivienda a Puente por solo 290.000 €, cantidad que ni siquiera llegaba para cancelar el importe que ellos debían por la hipoteca.

Por su parte, Óscar Puente, a preguntas del portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valladolid, lo que ha argumentado es, primero, que OKDIARIO es un "panfleto infame", que hace un "trabajo pseudoperiodístico con mucha mala baba". Y segundo, que antes de venderle a él su vivienda el banco encargó una nueva tasación que valoró la misma en 309.103 €, menos de la mitad del importe por el que lo había tasado 10 meses antes para subastarlo, menos de la mitad de la valoración de Idealista y menos de la mitad de la oferta que el propio Óscar Puente hizo por la misma vivienda doce meses antes. Dicen que fue el poeta estadounidense James Whitcomb Riley quien acuñó la frase que dice que “cuando veo un pájaro que anda como un pato, nada como un pato y grazna como un pato, lo llamo pato". A la vista de los datos que se conocen, y de las explicaciones dadas, la única conclusión lógica es que Óscar Puente… es un pato.

Lo último en Opinión