Indecente intento de Iglesias de instrumentalizar al Rey

Indecente intento de Iglesias de instrumentalizar al Rey

Una cosa es que Pablo Iglesias sea republicano y otra bien distinta que el secretario general de Podemos muestre una ignorancia tan supina sobre el papel del Rey dentro del marco constitucional. Iglesias ha anunciado que pedirá a Felipe VI que "asuma el arbitraje y la mediación" con Pedro Sánchez para que haya, finalmente, un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

O Iglesias, profesor en excedencia de Ciencias Políticas, es un indocumentado que desconoce que el cometido del Rey no puede ser el de interferir, en un sentido o en otro, en las estrategias parlamentarias de los partidos políticos, o pretende instrumentalizar la figura del Monarca para obtener un beneficio personal. Si así fuera, la vileza política del secretario general de Podemos habría alcanzado cotas nunca vistas, porque habría subvertido el papel de arbitraje que, desde la más estricta neutralidad, confiere la Carta Magna al Rey.

El anuncio de Pablo Iglesias resulta inquietante no porque el Rey pueda caer en la trampa del dirigente populista, sino porque revela un comportamiento político incompatible con la esencia misma de la democracia parlamentaria, que otorga al Monarca un papel absolutamente contrario al que demanda el líder de Podemos. Un motivo más para que el presidente del Gobierno en funciones no quiera dar cabida a una formación que representa todo un peligro para la estabilidad del sistema.

Lo que le pasa a Pablo Iglesias es que es consciente de que el pasado mes de julio cometió uno de esos errores que marcan la vida de un dirigente político. Su negativa a aceptar una vicepresidencia y tres ministerios le pasará factura, porque el rechazo de Podemos al ofrecimiento a regañadientes de Pedro Sánchez revela su incapacidad, bisoñez e impericia.

Iglesias es un novato al que la actual situación política ha dejado al descubierto. Y su último intento de instrumentalizar al Rey demuestra que, además de un aprendiz, es un insensato o un necio.

Lo último en Opinión

Últimas noticias