Garrido da ejemplo, Carmena miente

Garrido da ejemplo, Carmena miente

Ángel Garrido, al que apenas le quedan cuatro meses en la Presidencia de la Comunidad de Madrid, se ha auto excluido de la subida de sueldos en la región llevada a cabo en enero. Ni él, ni sus consejeros, ni sus altos cargos se han beneficiado del incremento del 2,25% del que sí han gozado los casi 200.000 empleados públicos que prestan servicio en la región madrileña. Un encomiable gesto con el que Garrido, no sólo ha mostrado la fidelidad a los compromisos y promesas electorales con los que su antecesora, Cristina Cifuentes, logró acceder al despacho de la Puerta del Sol, sino que se puede gobernar durante cuatro años sin abusar de las arcas públicas como sí ha hecho Manuela Carmena.

La alcaldesa de Madrid, que repetirá como candidata por Más Madrid este 26 de mayo, y sus ediles han encadenado hasta seis subidas de salario a lo largo de su mandato, a pesar de haberse comprometido con los madrileños por escrito a no percibir más de lo estipulado en un inicio y, además, a donar una parte a causas sociales. Dos puntos electorales del casi extinto Ahora Madrid que hace mucho tiempo que no se cumplen. En campaña electoral, Carmena prometió percibir 48.400 euros brutos anuales, pero una vez en la poltrona municipal, ni ella ni sus altos mandos, han visto menguar sus ingresos, sino más bien todo lo contrario y hoy asciende a más de 106.000 euros, un escandaloso 45% más de lo prometido en campaña.

Es probable que, atendiendo a los datos del área de Economía, el Gobierno de Carmena se haya podido permitir estas múltiples subidas salariales gracias a las inversiones presupuestarias que se han dejado de ejecutar. En 2018, de los 886 millones de euros presupuestados por Ahora Madrid sólo se usaron 355 millones de euros, es decir, un raquítico 40% del total. Garrido, al contrario que Carmena, abandonará el liderazgo de la Comunidad de Madrid demostrando que las obligaciones adquiridas deben respetarse hasta el final.

Últimas noticias