Eduardo Inda: «Si se prohíbe la apología del franquismo, habrá que prohibir también la del comunismo»

El PSOE y sus socios de Podemos en el Gobierno socialcomunista quieren reformar el Código Penal para introducir el delito de apología del franquismo. Una decisión que Eduardo Inda no comparte en absoluto. «Francisco Franco fue un dictador repugnante porque cualquier persona que esté en un cargo público sin haber sido elegido libremente por todos sus ciudadanos, es alguien indeseable desde el punto de vista ético y moral», asegura el director de OKDIARIO.

Inda le recuerda al actual Ejecutivo que «Franco era tan malo como lo es Nicolás Maduro, al que protege por omisión el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al que protege por acción y por dinerito el señor Iglesias, el excelentísimo vicepresidente del Gobierno de España».

No se olvida el periodista de otras figuras alabadas por la izquierda que se han ganado a pulso la vitola de dictadores: «También es igual de vomitivo y repugnante moral y éticamente el señor Raúl Castro, como lo era Fidel Castro o como lo eran los dictadores comunistas de la Europa del Este después de la Segunda Guerra Mundial», asevera Inda.

Capítulo aparte merece el que ha sido «el mayor asesino, el mayor dictador que ha existido en la historia,  un tirano que no era fascista, que no era un dictador de derechas, sino de izquierdas y se llamaba Stalin, que mató a no menos de 70 millones de personas. Otro que tal baila era Mao, el dictador de la China comunista», recuerda el Eduardo Inda.

Para el director de OKDIARIO la propuesta del Gobierno socialcomunista no deja de ser una «censura y un ataque a la libertad de expresión y a la Constitución española» y recalca el periodista que «detesto el franquismo pero daría mi vida por defender el derecho de quienes lo defienden, a que lo defiendan. En la Constitución española cabe la defensa de todas las ideas por muy odiosas y muy ignominiosas que sean», salvo en un caso remarca Inda al hablar de las «ideas que sirvan para justificar asesinatos, como es la apología del terrorismo. Eso sí es un delito. O para provocar violencia, eso es otro delito».

Se pregunta Inda a dónde vamos a llegar » porque si hay que castigar penalmente la apología del franquismo, digo yo que habrá que perseguir penalmente el comunismo. Por cierto, tal y como ha recomendado y aconsejado el Parlamento Europeo. Habrá que perseguir de oficio la apología que se hace en Cataluña de Lluís Companys, el ex presidente de la Generalitat que ordenó la muerte de 8.000 personas por motivos religiosos. No debería tener un estadio olímpico a su nombre ni estatuas por toda Cataluña».

«Si hay que hacer punible la apología del franquismo, habrá que hacer punible la apología del comunismo. Es una cuestión de equidad», concluye Inda.

Lo último en Opinión

Últimas noticias