Fraude en la Universidad de Cantabria

El dirigente socialista implicado en la falsificación de firmas es miembro de la ejecutiva de Sánchez

El líder del PSOE en Santander, Pedro Casares, junto a Pedro Sánchez
El líder del PSOE en Santander, Pedro Casares, junto a Pedro Sánchez

Pedro Casares es el secretario ejecutivo de Transportes e Infrastructuras del PSOE

La Universidad de Cantabria abre una investigación por el caso de las firmas falsificadas

Pedro Casares, el líder del PSOE en Santander implicado en la falsificación de firmas de la Universidad de Cantabria, pertenece a la Ejecutiva Federal del PSOE. En concreto, es el secretario ejecutivo de Transportes e Infrastructuras.

Casares forma parte de la secretaría para la Transición Ecológica de la Economía dirigida por Hugo Morán, donde se ocupa de los transportes e infraestructuras, un ámbito en el que está especializado. Presidió la comisión política del 39 Congreso Federal y ha sido uno de los principales valedores del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Cantabria, donde el hoy presidente del Gobierno se impuso holgadamente en las primarias al lograr el 71 por ciento de los votos en esta comunidad autónoma.

Firmas falsificadas

Tal y como ha publicado OKDIARIO, la Universidad de Cantabria investiga varios contratos a través de los que se dio trabajo a Javier López Garrido, persona del entorno del líder del PSOE en Santander. Estos contratos fueron formalizados con dos firmas falsificadas.

Pedro Casares, en calidad de profesor de Economía, formó parte del tribunal que adjudicó estos los tres proyectos de investigación en donde se contrató a una persona de su entorno. Ese claustro también estaba formado por Pablo Coto Millán, decano de la Facultad de Económicas y Empresariales y Manuel Agüeros Sánchez, profesor de Economía.

Para estos tres proyectos se presentaron decenas de candidatos. Sin embargo, el que recibió la mayor puntuación siempre fue López Garrido. En el primero de los proyectos, la persona del entorno del socialista Casares obtuvo 45 puntos, 40 en el segundo y 32 en el tercero. Siempre con una gran diferencia sobre el resto de candidatos que optaron a las plazas.

De las tres firmas estampadas en las actas de reunión en donde se designó a Javier López Garrido como beneficiario de los contratos, al menos dos están falsificadas: la del decano de la Facultad, Pablo Coto Millán, y la del profesor Manuel Agüeros Sánchez.

Lo último en Investigación