Gatos

¿Puedes llevar a tu gato a la piscina o la playa?

La época de verano y vacaciones genera muchas dudas para quienes tienen mascotas en casa. Por ejemplo, ¿es buena idea llevar el gato a la piscina o a la playa?

Gato a la piscina o la playa
Consejos para llevar a tu gato a la piscina o la playa

Al llegar el período vacacional, empiezan las preocupaciones para quienes adoptaron felinos domésticos. ¿Es buena idea llevar a tu gato a la piscina? Son animales muy nerviosos y no se sienten muy a gusto con las sorpresas o los cambios en sus rutinas. Sacarlos de veraneo puede causarles mucho estrés, el mismo que a sus dueños les genera dejarlos solos en casa o en una pensión para mascotas.

Pero no todos los gatos son así. Algunos ejemplares, si se les acostumbra desde cachorros, disfrutan de los paseos casi tanto como los perros. Otros son excelentes nadadores, por lo que una visita a una piscina o al mar no será causa de terror.

El caso más representativo entre los mininos acuáticos es el Van Turco, raza que ‘creció’ en las riberas del lago Van en Turquía. Los Savannah, Pixie Bob y Maine Con, también son gatos que se llevan bien con el agua.

Vacaciones con la familia completa

Si se trata de una salida corta, (no más de tres días o un fin de semana), lo ideal es no llevarlos para ahorrarles tensión. Un lapso de tiempo pequeño no será el suficiente para que los gatos se adapten y siempre estarán nerviosos.

Ahora bien, si el viaje es largo y no se tiene con quien dejarlo, entonces la mejor es sumarlo a la aventura y que los traslados sean preferiblemente en el coche familiar. Importante: no variar el horario de las comidas y manteniéndolos siempre bien hidratados.Llevar a tu gato a la piscina o la playa

Riesgos de ir con un gato a la piscina

Todos los felinos, al igual que la mayoría de los mamíferos, por instinto saben nadar. No solo flotan, son muy capaces de desplazarse de un punto a otro en el agua. Sin embargo, nunca deja de ser un riesgo que caigan en la piscina. Si no hay nadie que pueda asistirlos en caso de que precisen ayuda para salir, pueden nadar en círculos desesperados hasta extenuarse y morir.

Las escalinatas de las piscinas no están hechas para mascotas y los bordes suelen ser muy altos. Por otra parte, los productos químicos para el cuidado y la higiene de estos recintos son altamente nocivos para los animales. Incluso ante el simple contacto.

Entonces, ¿puedes llevar a tu gato a una piscina? La respuesta es sí, pero extremando los cuidados. Preferiblemente que sea un área que el animal solo comparta con personas que conoce. Y manteniéndolo siempre bajo vigilancia, para evitar que beba del agua o se caiga de manera involuntaria.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias