Aves

4 trucos para evitar que las gallinas se coman sus huevos

Evitar que las gallinas se coman sus huevos
¿Cómo evitar que las gallinas se coman sus huevos?

Quienes han tenido un gallinero, saben que uno de los problemas principales es que hay que evitar que las gallinas se coman sus huevos. ¿Cómo hay que actuar?

Uno de los comportamientos que pueden desarrollar las gallinas es el de comerse sus propios huevos. Las razones detrás de ello pueden ser muy variadas: desde curiosidad hasta un déficit en la alimentación de las gallinas. Es importante encontrar las causas de ese comportamiento y hacer todo lo necesario para eliminarlo, ya que de lo contrario las demás gallinas también imitarán ese hábito y el resultado puede ser realmente desastroso.

¿Por qué las gallinas se comen sus huevos?

Como vemos, las razones que llevan a las gallinas a comerse sus propios huevos pueden ser muy variadas. Entre las más comunes se destaca la curiosidad, la cual surge cuando por error la gallina agrieta uno de los huevos y descubre que el contenido es nutritivo y sabroso. Acto seguido, la gallina engulle el contenido y probablemente lo hará con el resto de los huevos.

Otras de las razones por las cuales las gallinas desarrollan este comportamiento es por un déficit en la alimentación de las mismas. También se puede deber a un mal hábito o incluso a la masificación desproporcionado del gallinero.Evitar que las gallinas se coman sus huevos

Consejos para evitar que las gallinas coman sus huevos

1.Un gallinero con suficientes ponederos

Es fundamental que el gallinero tenga la misma cantidad de ponederos que de gallinas. De lo contrario, las gallinas comenzarán a poner huevos en cualquier parte y es más fácil que adopten el hábito de picarlos y comerlos.

2.Identificar a la gallina con este comportamiento

Antes de que este comportamiento se expanda, es importante identificar a la gallina y separarla. El objetivo es aislar a la gallina por un mínimo de dos semanas, o hasta que se le quite ese mal hábito.

3.Anidación oscura

Otro práctico consejo es colocar el área de anidación en una parte oscura y tranquila. Lo ideal es que esta área esté completamente alejada de las luces y el bullicio normal de la rutina diaria. También es recomendable sacar cualquier objeto que genere movimientos bruscos en el suelo o paredes.

4.Un huevo con mostaza

Si el hábito de comer huevos no cesa, un truco es tomar uno de esos huevos, romperlo con cuidado, sacarle todo el líquido y proceder a rellenarlo con mostaza. A continuación, taparlo con cinta adhesiva y colocarlo al alcance de la gallina. Cuando lo picotee no le gustará el sabor y probablemente no lo vuelva a intentar.

Con estos cuatro trucos será muy sencillo quitarle ese mal hábito a tus gallinas. Lo más importante es hacerlo rápidamente antes de que las demás gallinas copien dicho comportamiento. ¿Has tenido alguna vez este tipo de problemas? ¿Qué hiciste para solventarlo?

Temas

Lo último en Mascotas