Elecciones Madrid 2021

Podemos impulsa una okupación en Madrid para agitar la campaña con la vivienda como excusa

Ver vídeo

Podemos impulsa una nueva okupación ilegal en Madrid. En el distrito de Arganzuela las juventudes del partido morado aplauden en redes sociales al grupo de jóvenes que ha entrado por la fuerza en una antigua entidad bancaria y van a instalar en su interior un CSOA (Centro Social Okupa Autogestionado).

Rebeldía Madrid, las juventudes de Podemos en la región madrileña, han escrito en Twitter: «¡Enhorabuena! Este es el camino para construir el Madrid popular y digno que se merece su gente. ¡Viva la juventud organizada que lucha por sus barrios!». También la asociación #404 Comunicación Popular, que recibió 50.000 euros de la autodenominada ‘caja de solidaridad’ del partido de Pablo Iglesias, ha celebrado el primer acto público de este colectivo.

La okupación ha sido bautizada como ‘Arganzuela 27’. Los protagonistas del acto ilegal tratan de justificar esta usurpación en el hecho de que el Ayuntamiento de Madrid cerró el «espacio referencial vecinal» EVA (Espacio Vecinal Arganzuela) al no prorrogar la concesión. El equipo municipal explicó que esas dependencias municipales iban a ser necesarias para instalar a efectivos de SAMUR – Protección Civil. En un comunicado difundido en redes, ‘Arganzuela 27’ ha enmarcado el cierre del EVA en «la declaración frontal contra cualquier ápice de organización colectiva en Madrid».

En dicha nota, los jóvenes okupas deciden plantarse ante «ciudades neoliberales que obligan a la ciudadanía a sentirse sola, a transitarlas sin ocuparlas». Lamentan que los espacios públicos estén hoy por hoy «privatizados» y «la vivienda, el ocio, la educación están subordinados a la lógica de la rentabilidad». «No queremos ser rentables, nuestros derechos no son un bien de mercado», lanzan.

«Okupamos para que nuestro día no sea el bucle casa-trabajo-casa; okupamos porque queremos construir vida en el barrio; okupamos porque queremos revolucionar nuestra cotidianidad», agregan.

Con esos argumentos han forzado la entrada de un piso vacío ubicado en el distrito de Arganzuela que, aseguran «llevaba 10 años sin uso y que es propiedad del Banco Santander». «Nos quieren solas, enfrentadas, rentables. Pero no nos resignamos a la derrota. Okupamos porque queremos transformar nuestros espacios y habitar nuestro tiempo», relatan.

En el acto de puesta de largo del centro okupa han coreado lemas como «un desalojo, otra ocupación» y “10, 100, 1.000 centros sociales”. En total, han participado más de 50 activistas. Según lamentan la Policía ha identificado a algunos de ellos, pero por ahora no se les ha notificado la imposición de alguna sanción.

Consideran que este centro social reivindica el «derecho a la ciudad», ya que consideran que por la gentrificación y especulación que se vive en la ciudad de Madrid, “se pierden las redes comunitarias”. “Queremos hacer lo mismo que se hacía en EVA, con una mayor carga política, pero donde cualquier vecino pueda participar”, ha afirmado uno de los representantes.

“El Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento le han declarado la guerra a todos los centros de autogestión ciudadana”, aseguran los promotores de la okupación. “Buscamos que Madrid deje de ser una ciudad turística y de pelotazos urbanísticos, a favor de ser para quien la habita y la sustenta con su trabajo”, lamentan. Así, piden la puesta en marcha de “espacios de ocio y convivencia ajenos a la lógica del consumo”. «Que recuperar lo que es nuestro y revolucionar la cotidianidad», zanjan.

Fichaje de Iglesias

Entre las figuras públicas que han aplaudido la okupación está Alejandra Jacinto, fichaje de Pablo Iglesias para la lista electoral que ha anunciado precisamente este martes. Igualmente el bufete de abogados que ha fundado (la cooperativa CAES [email protected]) ha mostrado su aprobación a los hechos. También llama la atención que le ha dado a ‘me gusta’ en Twitter Pablo Carmona, ex concejal de Ahora Madrid que presidió las Juntas Municipales de Salamanca y Moratalaz durante el mandato de Manuela Carmena, y decenas de otros colectivos okupas y «antifascistas».

 

Lo último en España

Últimas noticias