Belleza

Mascarilla de patata para la piel: cómo hacerla y beneficios

La patata tiene propiedades fantásticas para mejorar el estado de la piel

mascarilla de patata
La patata tiene propiedades fantásticas para mejorar el estado de la piel

Los remedios caseros son utilizados por millones de personas, ya que en muchos casos son muy beneficiosos, sin duda una gran alternativa a los productos que se pueden comprar. Hoy te recomendamos una mascarilla de patata para la piel, la cual tiene muchos beneficios de los que tu piel se aprovechará.

La patata es deliciosa cocinada de diferentes maneras, y a nivel nutricional tiene propiedades muy interesantes. En cosmética y belleza también se puede aprovechar, especialmente en tratamientos para la piel.

Beneficios de la mascarilla de patata para piel

  • Es hidratante y refrescante.
  • Mantiene la piel en un estado saludable.
  • Retrasa los daños que pudieran tener las células de la piel gracias a sus propiedades antioxidantes.
  • Ayuda a reducir tanto heridas como cicatrices recientes, incluidas las del acné.
  • Aclara y elimina las manchas de la piel.
  • Es calmante y antiinflamatoria.
  • Es muy eficaz para prevenir el acné juvenil ya que reduce la grasa de la piel y el tamaño de los poros.
  • Reduce las arrugas, el acné y las ojeras.

Pasos para hacer mascarilla de patata para la piel

  1. En primer lugar debes preparar los ingredientes, que son dos patatas grandes, el zumo de medio limón, una cucharada de aceite de oliva y dos cucharadas de miel.
  2. Lava muy bien las patatas, sin pelarlas, y cuécelas en agua hasta que notes que están blandas. Cuando estén en ese punto, sácalas y ponlas en un recipiente pero no tires el agua.
  3. Aplasta las patatas con un tenedor hasta obtener una textura similar a la de un puré.
  4. Añade el limón, la miel y el aceite y mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan integrado y tengas una textura homogénea.
  5. Lava tu rostro con agua y jabón neutro, y seca después con una toalla, suavemente.
  6. Aplica la mascarilla en el rostro, por toda la superficie, especialmente aquellas zonas en las que tengas manchas, arrugas, ojeras, acné o el problema que quieras tratar.
  7. Deja que actúe durante 30-40 minutos y enjuaga con abundante agua fría, o tibia si no la aguantas tan fría.
  8. Es recomendable aplicarla por la noche, ya que al contener limón puede hacer que tu piel se aclare o le salgan manchas si recibe la luz del sol después de ponértela.
  9. Con el agua que guardaste te puedes lavar la cara al día siguiente, cuando vuelvas de pasar el día fuera de casa. Es ideal para eliminar la suciedad que se acumula en los poros de la piel.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias