El separatista que pide «hacer mear sangre al Estado» cobraba 5.946€ al mes por dirigir la fundación del 3%

Agustí Colomines
Agustí Colomines con el presidente inhabilitado Quim Torra.
  • Teresa Gómez y M.A. Ruiz Coll

El historiador independentista Agustí Colomines, que pide «hacer mear sangre» a los constitucionalistas y al Estado, cobraba 5.946 euros al mes por presidir la Fundación CATDem, cuya principal actividad consistía en recaudar las comisiones ilegales del 3% para financiar a Convergència (hoy PDeCAT).

Colomines es un colaborador habitual de TV3 y un decidido defensor de la llamada vía eslovena para que Cataluña se pueda convertir en un Estado. En un programa de la televisión autonómica emitido en octubre de 2018 advirtió que, sin «muertos», será mucho más difícil alcanzar este objetivo: «De momento, en todas las independencias del mundo ha habido muertos. En la nuestra, hemos decidido que no queremos. Si decides que no quieres, pues tardas más. El proceso es mucho más largo”.

Pocos meses antes, en junio del mismo año, había publicado un artículo en el que llamaba a los separatistas a ocupar todos los espacios de la sociedad con la siguiente consigna: «Antes morir que rendirse. Antes el exilio y la cárcel que abandonar las convicciones y la lucha». Colomines concluía su artículo con una siniestra advertencia: «El soberanismo conseguirá que el Estado y los unionistas meen sangre».

Según su currículum oficial, Agustí Colomines presidió durante seis años, entre 2007 y 2013, la Fundación CATDem, que en este período recaudó cerca de 9 millones de euros en supuestas «donaciones». La Guardia Civil y el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ya han acreditado que buena parte de estos ingresos eran en realidad comisiones ilegales del 3%, que pagaban distintas empresas a cambio de conseguir contratos públicos de las Administraciones gobernadas por Convergència.

Un cheque mensual de 5.946 euros

La Jefatura de Información de la Guardia Civil remitió el pasado mes de diciembre al juez un informe en el que analizar la contabilidad de la Fundación CATDEM, incautada durante los registros realizados en agosto y octubre de 2015.

En dicha documentación aparecen decenas de pagos, todos ellos de 5.946,42 euros mediante un cheque nominal a favor de Agustí Colomines. Esta es la cantidad mensual neta que cobraba el historiador independentista por presidir la fundación dedicada a cobrar mordidas del 3% para el partido de Artur Mas y Carles Puigdemont.

Agustí Colomines
El informe que la Guardia Civil ha remitido al juez recoge los pagos de la Fundación CATDem a Agustí Colomines.

Colomines recibía estos pagos a través de varias cuentas bancarias de la Fundación CATDEM en las que aparecen como apoderados los ex tesoreros de Convergència Andreu Viloca y Daniel Osácar, detenidos en 2015 por su implicación en la trama de financiación ilegal del 3%. Osácar ya fue condenado a cuatro años de cárcel por su implicación en el caso Palau.

Tras su salida de la Fundación CATDem, Carles Puigdemont recolocó a Colomines en 2015 como director de la Escuela de Administración Pública de la Generalitat, aunque tuvo que abandonar el cargo un año y medio después a causa de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. En la actualidad, es profesor de la Universidad de Barcelona (UA), donde dirige la Cátedra Josep Termes de Historia, Identidades y Humanidades Digitales.

La líder separatista que se llevó 235.000

Como ha informado OKDIARIO, también estuvo a sueldo de la Fundación CATDem durante años Mónica Sabata Fernández, quien al mismo tiempo era la portavoz de la Plataforma pel Dret de Decidir, cuyas reivindicaciones Artur Mas utilizó como pretexto para convocar el referéndum ilegal de independencia del 9-N.

Según el informe que la Guardia Civil ha remitido a la Audiencia Nacional, Mónica Sabata se embolsó 235.000 euros de la Fundación CATDem entre julio de 2011 y septiembre de 2015. Cada mes recibía un cheque de más de 4.000 euros, de esta entidad dedicada a recaudar las mordidas del 3% para Convergència.

El currículum oficial de Mónica Sabata menciona que ha colaborado con varios medios independentistas (como Catalunya Ràdio y TV3), ha trabajado para el Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales (CIEMEN) y ha dirigido una ONG denominada Linguapax, dedicada a promover la «diversidad lingüística».

Sin embargo, oculta que estuvo durante más de cuatro años a sueldo de la Fundación CATDem. Mientras convocaba las manifestaciones ciudadanas para exigir la independencia de Cataluña, cobraba más de 4.000 euros al mes de la fundación vinculada a la financiación ilegal de Convergencia, el partido del entonces presidente Artur Mas.

Lo último en Investigación

Últimas noticias