El PSOE echó a la alcaldesa de Cartagena por permitir a un promotor del ‘caso Malaya’ edificar 1.700 pisos

Cartagena
La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el empresario Tomás Olivo.

El PSOE ha expulsado de sus filas a la alcaldesa de Cartagena (Murcia), Ana Belén Castejón, y a sus cinco ediles, porque han incumplido la orden de la dirección regional del partido que le prohibía pactar con el PP.

Durante el pasado mandato, el PSOE gobernó la ciudad mediante un pacto con el Movimiento Ciudadano (MC Cartagena), por el que José López (conocido como "el alcalde más chulo de España") presidió el Consistorio durante los dos primeros años y luego tomó la vara de mando Ana Belén Castejón.

Sin embargo, tras las elecciones municipales del pasado mes de mayo la candidata socialista decidió cambiar de alianzas, en contra del criterio de la dirección del PSOE de Murcia: fue investida alcaldesa mediante un pacto con el PP y Ciudadanos (Cs), por el cual gestionará personalmente las competencias de Urbanismo y cederá la Alcaldía a los populares durante los dos últimos años de mandato.

Fuentes socialistas alegan un segundo motivo, que no había trascendido hasta ahora, para justificar la expulsión de Ana Belén Castejón del partido: su voluntad de sacar adelante el denominado "Plan Rambla" que promueve el empresario Tomás Olivo, quien estuvo implicado en el caso Malaya por sus negocios en Marbella.

La séptima fortuna de España

Según la lista Forbes, Olivo tiene un patrimonio de 2.122 millones de euros, lo que le convierte en la séptima fortuna de España. Posee un auténtico imperio inmobiliario a través del grupo General de Galerías Comerciales (GGC), que gestiona centros comerciales como La Cañada en Marbella (valorado en 680 millones), Nevada Shopping en Granada y otros en Almería, Mataró (Barcelona) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

El empresario murciano afincado en Marbella también tiene intereses en el Caribe, donde es propietario del completo residencial Guavaberry Golf & Country Club, situado en República Dominicana.

La sombra del caso Malaya ha perseguido a Tomás Olivo durante los últimos años, ya que inició su fortuna en los años 90 en Marbella, donde mantenía estrechos vínculos con el alcalde Jesús Gil y su cerebro urbanístico, Juan Antonio Roca. Olivo fue procesado en la macrocausa de corrupción del caso Malaya por presunto cohecho, pero finalmente fue absuelto.

En cambio, no pudo librarse de ser condenado a 15 meses de cárcel por construir el centro comercial Nevada Shopping sobre una zona verde. En esta causa también fueron condenados el alcalde y el concejal de Urbanismo de Armilla (Granada). Pese a ello, el Tribunal Supremo condenó el año pasado a la Junta de Andalucía a indemnizar a Olivo con 165 millones de euros, por haber mantenido paralizadas las obras de construcción del mismo centro comercial durante ocho años.

Una inversión de 300 millones

Tomás Olivo es el propietario de buena parte de los terrenos del "Plan Rambla", que abarca cerca de 300.000 metros cuadrados de suelo urbano en Cartagena. Los terrenos están ubicados junto al estadio Cartagonova, en el barrio de la Concepción.

Este plan urbanístico ha estado paralizado durante 20 años, pero el pasado mes de enero la alcaldesa Ana Belén Castejón anunció que había alcanzado un acuerdo con Tomás Olivo para sacarlo adelante. El proyecto supondrá la construcción de 1.700 pisos, con una inversión de 300 millones de euros.

Las fuentes socialistas consultadas por OKDIARIO consideran especialmente significativo que Castejón se haya reservado las competencias de Urbanismo en el pacto suscrito con PP y Cs. Y señalan que los intereses económicos que hay tras esta operación urbanística, que la regidora quiere ejecutar durante el actual mandato, han sido determinantes para que la dirección del PSOE resolviera expulsarla del partido.

Lo último en Investigación

Últimas noticias

. . . . . . . . .