Pisarello se negó durante un año a recibir a las víctimas del terrorismo de Cataluña

Colau
Gerardo Pisarello junto a Ada Colau.

El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ASVOT), José Vargas, lleva cerca de un año esperando a que número 2 de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello, le reciba para organizar un homenaje a las 21 personas asesinadas en el atentado de Hipercor.

Como ha informado OKDIARIO, el Ayuntamiento que preside Ada Colau se ha negado a ceder a esta asociación el mismo centro cultural que, hace un año, cedió al etarra Arnaldo Otegui para celebrar un acto en el que estuvo arropado por los principales responsables de Barcelona en Comú (la marca blanca de Podemos), ERC y la CUP.

José Vargas coincidió con Pisarello en el homenaje anual que cada año se celebra, el 19 de junio, en el monumento erigido a las víctimas del atentado de Hipercor. En aquel breve encuentro, Vargas pidió al teniente de alcalde que el Ayuntamiento adecente la escultura y ceda a su asociación un local para organizar una exposición de homenaje a las víctimas del atentado, del que se cumplen 30 años el próximo mes de junio.

Siguiendo las instrucciones de Pisarello, el presidente de la ACVOT dirigió el 29 de junio de 2016 el siguiente correo electrónico al jefe de gabinete del teniente de alcalde, en el que le solicitaba una reunión para tratar estos temas (OKDIARIO ha eliminado la dirección de email del destinatario). Nunca ha obtenido respuesta:

Gerardo Pisarello
Email enviado por el presidente de ACVOT al jefe de gabinete de Pisarello el pasado 19 de junio de 2016.

Más tarde, el presidente de la asociación de víctimas del terrorismo tuvo conocimiento a través de la prensa de que el Ayuntamiento tiene previsto organizar a finales de este año su propia exposición sobre el atentado de Hipercor. A José Vargas le preocuparon especialmente dos aspectos de la noticia: el comisionado del Ayuntamiento para la Memoria Histórica, Ricard Vinyes, explicó que la exposición no estará centrada en las víctimas y que abrirá sus puertas a finales de este año, varios meses después del 30 aniversario del atentado.

Por este motivo, Vargas mantuvo hasta tres reuniones con el comisario de la exposición, el periodista Francesc Valls. La primera se celebró el pasado 20 de septiembre de 2016 a a las 12 horas en la Rambla Fabra i Puig, la segunda el 21 de febrero de 2017 a las 13,15 horas en el Ayuntamiento y la tercera el 1 de marzo en las dependencias municipales de Nou Barris.

A las dos últimas reuniones acudió también el comisionado del Ayuntamiento de Barcelona para la Memoria Histórica, Ricard Vinyes. Al presidente de las víctimas del terrorismo le inquietaba el planteamiento de los responsables municipales, más preocupados en hablar de los bombardeos de la Guerra Civil que del terrorismo de ETA.

El concejal de Cultura cierra la puerta

Por este motivo, ya en la segunda reunión, Vargas planteó el deseo de su asociación de desvincularse de la iniciativa del Ayuntamiento: ACVOT quería organizar su propia exposición en la que sí se rendirá homenaje a las 21 personas asesinadas y 45 heridas en el atentado. Por este motivo, pidió a los responsables municipales que cedan un local público para organizar esta muestra coincidiendo con el 30 aniversario de la masacre de Hipercor, que tendrá lugar el próximo 19 de junio.

Con este fin, José Vargas logró reunirse el pasado 24 de enero con el concejal de Cultura del distrito de San Andreu, Felipe López-Aranguren, elegido por las listas de Barcelona en Comú. Vargas pidió al concejal que le cediera para ello la antigua fábrica Fabra i Coats, hoy transformada en centro cultural, o algún centro cívico del mismo distrito, el mismo en el que se produjo el atentado.

Apenas tres días después, el concejal telefoneó a José Vargas para decirle que el Ayuntamiento no podía cederle la fábrica Fabra i Coats porque toda su programación está cerrada hasta el mes de diciembre.

Cedieron el mismo local a Otegi

"Le dije que si Otegi les hubiera pedido un espacio para dar una conferencia seguramente le habrían dicho que sí", ha explicado Vargas a OKDIARIO, "el concejal se hizo el ofendido y me contestó que ese comentario le parecía insultante". Pero en realidad era así: el Ayuntamiento de Barcelona había cedido el mismo centro cultural a Otegi hace ahora un año.

Entre tanto, José Vargas coincidió personalmente en dos actos con la alcaldesa Ada Colau y Gerardo Pisarello, a los que planteó de nuevo la misma cuestión. La última vez, en la Plaza de Sant Jaume, durante el minuto de silencio con motivo de uno de los atentados yihadistas perpetrados en Europa. "Pisarello se mostró muy sorprendido de que su jefe de gabinete no nos hubiera contestado, dijo que intentaría solucionar el tema… y seguimos sin tener noticias suyas", resume el presidente de la ACVOT.

Finalmente, tras recibir continuas evasivas por parte del equipo de Ada Colau, la asociación confía poder organizar su homenaje a las víctimas del atentado de Hipercor, gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura, la Fundación de Víctimas del Terrorismo que preside Mari Mar Blanco, el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria y la Dirección General de Víctimas del Ministerio de Interior.

Lo último en Investigación

Últimas noticias