La estrategia de Podemos: utilizar a Villarejo en la ‘comisión Kitchen’ contra Juan Carlos I y la Corona

La estrategia de Podemos: utilizar a Villarejo en la ‘comisión Kitchen’ contra Juan Carlos I y la Corona

La formación morada del vicepresidente Pablo Iglesias ya tiene diseñada su estrategia de cara a la ‘comisión Kitchen’ en el Congreso de los Diputados: servirse del ex comisario José Villarejo para fustigar a Juan Carlos I y la Monarquía. Podemos intentará aprovechar la comparecencia de Villarejo en la Cámara para preguntarle sobre sus dos viajes a Londres, en 2015 y 2016, donde se entrevistó con Corinna Sayn Wittgenstein, que en aquellas fechas había dejado de ser la compañera sentimental del Rey Emérito.

En ambas entrevistas con Villarejo, la princesa alemana se refería al patrimonio que Juan Carlos atesoraba en el extranjero a través de sociedades y fundaciones offshores y aportaba los nombres de quienes actuaban de testaferros. Entre ellos, el primo del ex monarca Álvaro de Orleans.

Al margen de los réditos políticos que Podemos pueda obtener de la investigación parlamentaria sobre el espionaje al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, o de los escándalos del PSOE (GAL, Faisán o detención de Roldán), de los que Villarejo posee información de primera mano, la maniobra podemita consiste en convertir la ‘comisión Kitchen’ en la ‘comisión Juan Carlos I’.

Al menos, ésa es su intención mientras dure la comparecencia del ex comisario Villarejo en el palacio de la Carrera de San Jerónimo, sorteando los discursos constitucionalistas del presidente Pedro Sánchez en apoyo de la Corona. Supondría una infidelidad más del partido de Iglesias con sus correligionarios de Gobierno “social-comunista” en su escalada por debilitar a la Monarquía Parlamentaria como forma de gobierno del Estado español (artículo tercero del Título Preliminar de Constitución).

Financiación ilegal

Pero a la formación morada le puede salir el tiro por la culata. Villarejo piensa contar pormenorizadamente cómo sus superiores de la Policía le impidieron profundizar en sus investigaciones sobre la financiación ilegal del partido del vicepresidente Iglesias. Así lo adelantó hace meses en uno de sus escritos remitido al juzgado de la operación Tándem.

El ex comisario contactó con ex jefes de la inteligencia venezolana exiliados en el extranjero para obtener las pruebas contra Podemos, pero desde el Ministerio del Interior le impidieron desplazarse a Estados Unidos y a otros países. La negativa coincidía con la elaboración del Informe PISA (“Pablo Iglesias SA”) por la propia Policía, un dossier al que Villarejo nunca le dio valor.

Según ha podido saber OKDIARIO de fuentes del entorno del ex comisario, Villarejo estaría preparando en su celda su comparecencia parlamentaria por si, finalmente, lo citan. Su intención es proporcionar a los diputados la información que dispone, que afecta tanto al PP, PSOE y Podemos.

Villarejo, según las mismas fuentes, espera que en esta ocasión PSOE y PP no lleguen a un acuerdo y logren bloquear su declaración. Los socialistas ya vetaron su participación en la comisión de investigación sobre la supuesta “policía patriótica”, que había sido propiciada por Ferraz con Mariano Rajoy en La Moncloa. La negativa se producía antes de que Villarejo ingresara en prisión por la causa Tándem.

El comisario, que permanece en la prisión de Estremera desde hace más de tres años, dispone de pruebas que implicarían a la gran familia de Podemos en su financiación ilegal por medio de un sinfín de medios: CESC, Neurona, Kinema, Hispán TV y directamente de los regímenes bolivarianos e iraní.

Entre las cintas grabadas por Villarejo, que los agentes de la Unidad de Asuntos Internos incautaron al comisario en noviembre de 2017 en su domicilio de Boadilla del Monte, destacaría una de su encuentro con dos dirigentes históricos de Izquierda Unida, en el que se referían a la financiación irregular de Podemos.

Club privado

La reunión se desarrolló en un reservado de un club privado de la plaza Santa Ana de Madrid y, entre los asistentes, llevaba la voz cantante el dirigente comunista Manuel González. El ex comisario conocía como “El Lenin” de su etapa como dirigente sindical de la Policía. González fue la persona que introdujo en el círculo más íntimo de Hugo Chávez a Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y otros dirigentes podemitas. Esa relación les proporcionó más tarde unos pingües beneficios.

Según Villarejo, el mismo González le propuso durante la cita, en nombre de Podemos, la recuperación en un país africano -muy probablemente Angola– de una importante suma de dinero para repatriarla a España e ingresarla en la caja fuerte de la formación morada. El ex comisario llegó a desvelar dichos extremos -como que el dinero estaba bloqueado en una cuenta- al juez Manuel García Castellón, en un escrito que presentó en el juzgado de la Audiencia Nacional.

Podemos ha cambiado de estrategia con respecto a la comparecencia de Villarejo en el Congreso, ya que desde un principio había pactado con el PSOE el bloqueo del ex comisario, como ya adelantó OKDIARIO. Entonces, el vicepresidente Iglesias estaba pasando por el mal trago del caso Dina y su partido afrontando las denuncias del abogado Calvente.

Para Podemos, la ‘comisión Kitchen’, que en un principio arrancará antes de que finalice 2020, significará todo un trampolín para preparar su campaña a favor de la II República que, el próximo 14 de abril, cumplirá el 90 aniversario de su constitución.

Lo último en Investigación

Últimas noticias