El Gobierno dio 73.000 € a la productora que compara a los españoles con los nazis y ensalza a Lanza

Metromuster
Fotograma del documental sobre el 12 de octubre rodado por Metromuster y emitido por TV3.

El Ministerio de Cultura, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han dado durante los últimos meses algo más de 122.600 euros en ayudas públicas a Metromuster, la productora que compara a los españoles con los nazis y presenta como un héroe al asesino de extrema izquierda Rodrigo Lanza.

Los documentales de la productora Metromuster, próxima a la CUP, han alcanzado una gran difusión gracias a la televisión pública TV3. Su segunda marca, Canal 9, emitió el jueves el documental en el que equipara la fiesta nacional del 12 de octubre con el exterminio de 6 millones de judíos en las cámaras de gas e identifica a los españoles con el fascismo, el racismo y la violencia.

El Instituto de las Ciencias y de las Artes Audiovisuales (ICAA), que depende del Ministerio de Cultura, aprobó el pasado mes de septiembre conceder a Metromuster una subvención de 73.645 euros para rodar su nuevo proyecto: Idrissa, crónica de una muerte cualquiera.

El rodaje se inició el 6 de noviembre, apenas un mes y medio después de tener garantizada la subvención. El documental intenta reconstruir la vida de Idrissa Diallo, un inmigrante procedente de Guinea que falleció en la Navidad de 2012 en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona.

 

La productora explica que la historia servirá para desarrollar “campañas de denuncia contra el racismo institucional, sensibilizar sobre la grave vulneración de los derechos de los migrantes y analizar las causas del fenómeno migratorio a partir de las relaciones postcoloniales que Europa aún mantiene con muchos países africanos”.

Es decir, se trata de culpar a los europeos por la situación de los inmigrantes que huyen de África a causa de las guerras, epidemias, dictaduras, hambrunas y falta de oportunidades económicas que padecen en sus propios países.

También el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC) de la Generalitat ha concedido a Metromuster una ayuda a fondo perdido de 38.800 euros para rodar este proyecto. La productora próxima a la CUP ha obtenido otras dos subvenciones públicas en los últimos meses.

El Ayuntamiento de Barcelona, presidido por Ada Colau, le concedió el pasado mes de mayo una ayuda de 5.200 euros para poner en marcha una serie de talleres sobre racismo e inmigración, que se desarrollan en el barrio del Raval con el título “Fronteras de la cotidianidad”. Y la Consejería de Trabajo de la Generalitat le dio en 2016 otra subvención de 5.000 euros, para incorporar a socios trabajadores a la cooperativa.

 

Metromuster es la productora que rodó Ciutat Morta, el documental que presentaba al asesino Rodrigo Lanza como víctima de una conspiración policial, tras dejar tetrapléjico a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona.

Políticos y periodistas como Jordi Évole, Julia Otero, Gabriel Rufián, Ada Colau y distintos dirigentes de Podemos compraron esta tesis y jalearon como un héroe al asesino Rodrigo Lanza, que hoy vuelve a estar en prisión por matar a un hombre en Zaragoza, al que pateó la cabeza el pasado mes de diciembre por llevar unos tirantes con la bandera española.

En ambas ocasiones –cuando fue detenido por dejar al policía local en silla de ruedas y tras asesinar a Víctor Laínez–, Rodrigo Lanza esgrimió la misma coartada: aseguró que la Policía le acusa, simplemente, por motivos racistas porque es chileno.

Pese a los múltiples testigos y evidencias que la juez ha recogido en torno al asesinato de Víctor Laínez, la productora Metromuster sigue defendiendo la inocencia del asesino Rodrigo Lanza y sostiene que ha sido “estigmatizado por su aspecto físico, que le convierte en blanco de agresiones y acoso”.

La televisión autonómica catalana Canal 33 estrenó el jueves la última producción de Metromuster, que defiende la inocencia de otros seis delincuentes: seis “antifascistas” para los que la Fiscalía pide penas de 15 años de cárcel por causar lesiones y daños materiales en una pelea con neonazis en octubre de 2013.

El documental de Metromuster sobre estos hechos legitima el uso de la violencia, siempre que la ejerzan los “antifascistas”, compara a los españoles con los nazis y sostiene que la fiesta nacional del 12 de octubre conmemora “la mayor matanza masiva de la historia”, equiparable a los campos de exterminio de Hitler.

“El españolismo es una ideología que ampara el racismo y la cultura del odio. Las celebraciones españolistas, ya sean partidos de la selección estatal o fiestas como la del 12 de octubre, sirven para que racistas, nostálgicos del Franquismo y ultraderechistas de todo tipo salgan a la calle a propugnar su discurso de odio y la violencia”, afirma Metromuster.

Pese a todo ello, el Ministerio de Cultura, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han regado a esta productora con más de 122.000 euros públicos en apenas un año.

Últimas noticias