La abogada de los corruptos del caso Palau encabeza la resistencia de los funcionarios al artículo 155

ServidorsCAT
La presidenta de ServidorsCAT, Yolanda Hernández, en una entrevista concedida a TV3.

Una abogada del Ayuntamiento de Barcelona, Yolanda Hernandez Darnés, ha creado la asociación ServidorsCAT que insta a los funcionarios de la Generalitat a rebelarse contra el artículo 155 de la Constitución y a desobedecer las órdenes impartidas por el Gobierno central.

La asociación Servidors Públics de Catalunya (ServidorsCAT) quedó constituida el pasado mes de octubre. Desde entonces, ha exigido la puesta en libertad de los Jordis (que cumplen prisión preventiva, acusados de un delito de sedición), ha pedido a los funcionarios de la Generalitat que se mantengan fieles a la república catalana imaginaria y ha denunciado los graves "daños" causados por la aplicación del artículo 155.

La asociación está presidida por Yolanda Hernández, con Lluís Xavier Toldrà como tesorero (es profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Barcelona) y Aranzazu Colom como secretaria.

Desde junio de 2016, Yolanda Hernández es empleada del Ayuntamiento de Barcelona y directora de los servicios jurídicos del Distrito de Ciutat Vella. Con anterioridad, desde febrero de 2002 hasta mayo de 2016, fue abogada de la Generalitat.

En este cometido, representó al Ejecutivo autonómico cuando se personó en la instrucción del caso Palau sobre la financiación ilegal del PDeCAT. Aunque actuó más bien como abogada defensora de los corruptos imputados.

Tras la victoria electoral de Artur Mas en las elecciones autonómicas de noviembre de 2010, Yolanda Hernández dirigió un escrito al juez instructor del caso Palau, en representación de la Generalitat, en el que pedía que archivada la investigación sobre todos altos cargos del PDeCAT imputados: el tesorero del partido Daniel Osácar y el secretario de Inmigración Àngel Colom. Es decir, el presidente Artur Mas estaba usando los recursos públicos de la Generalitat para intentar tapar la corrupción de su partido.

Finalmente, el pasado mes de marzo se inició el juicio por el saqueo del Palau de la Música. Durante su declaración como acusado, Félix Millet confesó que la constructora Ferrovial hacía donaciones a la Fundación del Palau para que el dinero fuera al PDeCAT, a cambio de las obras públicas que le adjudicaba la Generalitat.

Por su parte, el ex número 2 del Palau Jordi Montull explicó que el PDeCAT se llevaba una comisión del 3% por la adjudicación de las obra. Un porcentaje que luego se elevó hasta el 4% "porque Convergència quería más dinero", dijo gráficamente Montull.

La corrupción del PDeCAT que la abogada de la Generalitat Yolanda Hernández había intentado tapar salía finalmente a la luz. Ahora, desde su puesto en el Ayuntamiento que preside Ada Colau, Yolanda Hernández ha montado una asociación para intenta sublevar a los funcionarios de la Generalitat contra el Gobierno central.

Una de las últimas propuestas lanzadas por ServidorsCAT ha sido pedir a los empleados públicos de la Generalitat que se nieguen a acatar cualquier orden impartida en castellano. La asociación también ha presentado un historial de agravios y "daños" causados por la aplicación del artículo 155.

Esta lista se refiere al despido de cargos de confianza de la Administración autonómica, enchufados del PDeCAT y ERC, cuyo cese supone un ahorro de 9 millones de euros. ServidorsCAT  también se ha sumado a las manifestaciones de apoyo a los ex consellers que se encuentran en prisión y a los que se encuentran en Bruselas, huidos de la Justicia.

Lo último en Investigación

Últimas noticias