Grabación a un líder de la ANC: “Las urnas están compradas y escondidas en un Consulado en Barcelona”

Comentar

El president Carles Puigdemont juega al gato y al ratón con el Gobierno de Rajoy, que ha desplegado un amplio dispositivo para fiscalizar las cuentas de la Generalitat, con el fin de evitar que destine un sólo euro público a la celebración del referéndum ilegal de independencia del 1-O.

Puigdemont presumió hace apenas una semana de que ha logrado burlar la vigilancia del Gobierno porque “las urnas ya están compradas”. Una versión que ratifica ahora uno de los fundadores y dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Manyà Martínez, que es profesor de Derecho en la Universidad de Barcelona (UB).

En una grabación a la que ha tenido acceso OKDIARIO, Manyà asegura que las urnas para el referéndum están compradas y se encuentran en Barcelona, pero están ocultas en el Consulado de un país que simpatiza con el movimiento independentista.

“Las urnas ya están compradas y las tenemos escondidas en una embajada. Están en el extranjero, por tanto. Y están en Barcelona, pero en un país extranjero, porque una embajada es territorio extranjero“, dice Jordi Manyà en la grabación.

“Como hizo el gilipollas de Assange”

Según explica, se trataría de la artimaña que los independentistas han utilizado para evitar que la Guardia Civil pueda intervenir las urnas que se van a utilizar en el referéndum ilegal. En Cataluña no hay ninguna embajada, por lo que el dirigente de la ANC se refiere presumiblemente a uno de los consulados de países extranjeros que hay en Barcelona. Es decir, una misión extranjera que cuenta con inmunidad diplomática, en la que no pueden entrar las fuerzas de seguridad españolas, porque estarían violando el Derecho internacional.

En la conversación, Manyà lo aclara aludiendo al caso el fundador de  WikiLeaks, Julian Assange, quien para burlar las ordenes internacionales de detención, en 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar ser detenido.

Como hizo el gilipollas de WikiLeaks, Assange, que se refugió en una embajada en Londres, la de Ecuador, y está viviendo allí desde hace años. [La Policía de] Inglaterra no puede entrar porque es territorio de Ecuador“, indica para explicar la astucia que, según su testimonio, han utilizado los independentistas para ocultar las urnas hasta el 1 de octubre.

En otro momento de la grabación a la que ha tenido OKDIARIO, Manyà recalca que la Policía española no puede entrar en un consulado extranjero, pero podría acordonarlo para evitar que las urnas se distribuyan hasta los colegios electorales, si descubre dónde están escondidas.

El ‘paripé’ de Junqueras y Romeva

El miembro de la dirección de la ANC sostiene que se han comprado 8.000 urnas. “Se han comprado pero aún no están pagadas”, señala, “mañana harán el paripé de una firma Romeva y Junqueras, firmarán la compra de urnas, un papel diciendo que se autoriza el gasto”.

La grabación fue realizada el pasado 17 de julio. Efectivamente, se había anunciado que al día siguiente el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y su autodenominado “ministro de Asuntos Exteriores”, Raül Romeva, firmarían un documento por el que la Generalitat autorizaba el gasto para comprar las urnas por contratación directa (el concurso convocado había quedado desierto).

Sin embargo, en el último momento, la Generalitat decidió cambiar de estrategia, ante las advertencias del Gobierno de Rajoy. En su lugar, Puigdemont firmó un decreto por el que traspasa a Junqueras las competencias sobre “procesos electorales”, sin informar de qué pasos se van a dar para cumplir este objetivo. Según Manyà, todo era un paripé porque “las urnas ya están compradas”.

En Barcelona hay varias decenas de consulados de países extranjeros, pero son pocos los que cumplen los requisitos para ocultar 8.000 urnas. Muchos de ellos están ubicados en la vivienda particular del cónsul, y varios están dirigidos por empresarios o personalidades catalanas –algunos muy próximos al movimiento independentista– que han recibido el título de “cónsul honorario”.

Los aliados: Estonia, Letonia y Lituania

Cualquier cónsul que utilizara su inmunidad diplomática para ocultar las urnas del referéndum ilegal podría provocar un grave incidente diplomático entre su país y el Gobierno español. Más aún, si se trata de un país integrante de la Unión Europea, que ha eludido todos los intentos de la Generalitat de avalar el referéndum ilegal del 1-O.

En la conversación grabada, el dirigente de la ANC da alguna pista sobre dónde se encuentran las urnas, al insinuar que se trata del Consulado de uno de los países que están decididos a reconocer la independencia de Cataluña. Y señala en primer lugar a las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) cuyos Gobiernos, efectivamente, han hecho algunos gestos de complicidad con el Ejecutivo de Puigdemont.

“Nos reconocerán las tres repúblicas bálticas de forma directa”, dice Jordi Manyà sobre una hipotética Cataluña independiente, “Letonia, Lituania y Estonia, creo que serán las primeras. Posiblemente Dinamarca, no tengo tan claro Irlanda. Escocia pertenece a Inglaterra y por tanto es Londres quien manda“.

Y añade: “No tengo claro qué puede hacer Inglaterra. Es de los países que más podemos confiar porque están hasta el gorro de España. Como ahora han decidido lo del Brexit, España ha vuelto a la carga con Gibraltar y está tocando los huevos a los ingleses, porque les quiere conquistaran nuevamente”.

El dirigente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que impulsa la celebración del referéndum ilegal junto a la Generalitat, indica que el objetivo sería obtener el reconocimiento de las grandes potencias como “China, Rusia, Francia, Irlanda, Italia, Japón… sería de coña. Estados Unidos no es de los que nos reconocerá primero, pero en cuanto lo haga, 10 minutos después lo harán 40 países más”.

Últimas noticias