Twitter censura al ‘New York Post’ tras demostrar la relación de Biden con los negocios de su hijo en Ucrania

Twitter
BidenTwitter

Twitter ha censurado una información del diario estadounidense The New York Post en la que aparecen emails y documentos de Hunter Biden, hijo del candidato demócrata a la Presidencia de EEUU, Joe Biden, que probarían que el ex vicepresidente durante la administración Obama habría utilizado su cargo para beneficiar a la empresa ucraniana Burisma Holdings, a cuya junta pertenecía su mencionado hijo.

La información publicada por el diario neoyorquino exponía que el hijo del hoy candidato demócrata a la Casa Blanca maniobró para presentar al entonces vicepresidente Joe Biden a un ejecutivo de la ucraniana Burisma, empresa gasística que en ese momento -años 2015 y 2016- estaba siendo investigada por el fiscal general ucraniano, Viktor Shokin. Según el entorno de Trump, Joe Biden habría forzado la destitución del fiscal que investigaba a la empresa de su hijo mediante una llamada telefónica al ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko. Shokin dejó de ser fiscal general en marzo de 2016.

El diario The New York Post publicó este miércoles, tanto en su edición en papel como en la digital, una exclusiva en la que mostraba una colección de correos electrónicos intercambiados entre Hunter Biden y Vadym Pozharskyi, también miembro de la junta de Burisma. Entre estos correos, destaca uno enviado por el ejecutivo ucraniano el 17 de abril de 2015 en el que agradece a Hunter Biden el que le «invite a Washington DC y darme la oportunidad de conocer a tu padre [el vicepresidente Joe Biden] y pasar un tiempo juntos. Es realmente un honor y un placer».

Twitter censura al ‘New York Post’ tras demostrar la relación de Biden con los negocios de su hijo en Ucrania

Estos correos dejan en una situación complicada en plena campaña electoral a Joe Biden, que siempre había negado cualquier implicación directa con el trabajo en Ucrania de su hijo. «Nunca traté nada que tuviera que ver con Ucrania, siempre hemos mantenido todo separado», llegó a afirmar Biden recientemente en un debate durante la carrera para la nominación en el Partido Demócrata.

Pues bien, las redes sociales Twitter y, en menor medida, Facebook decidieron frenar la difusión de esta noticia a través de sus redes. Twitter censuró directamente la noticia, eliminándola por completo, mientras que Facebook optó por «reducir» su circulación.

Esta censura de una noticia tan sensible a escasas tres semanas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y de tamaña gravedad para el rival de Donald Trump concentraron la mayor parte de la atención mediática en dicho país, ante este inquietante ataque a la libertad de expresión.

Explicaciones

El senador republicano Ted Cruz, que preside actualmente un subcomité de supervisión y derechos federales, remitió una durísima carta al presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, denunciando que la red social «no sólo está prohibiendo a sus usuarios compartir esta noticia en sus cuentas, sino que prohíbe al propio New York Post colgar su propio contenido».

En su misiva, lanza a Twitter varias preguntas: «Si Twitter no impidió al New York Times compartir su noticia sobre el pago de impuestos del presidente Trump, ¿podría explicar qué principio de neutralidad política explica que esta noticia sea tratada de forma diferente? ¿Ha restringido Twitter alguna noticia publicada por algún gran medio sobre Donald Trump? ¿Ha estado Twitter o alguno de los empleados que hayan decidido censurar esta noticia en contacto de cualquier modo con la campaña de Biden y [su candidata a vicepresidenta] Harris o con algún miembro de su equipo en relación con esta noticia?».

Por su parte, otro senador republicano, Josh Hawley, ha pedido a la Comisión de Elecciones Federales -FEC, el equivalente a la Junta Electoral Central en España- que investigue a Facebook y Twitter «por posibles contribuciones ilegales en especie» a la campaña de Biden, solicitando «medidas correctivas para evitar una mayor interferencia en las elecciones presidenciales de 2020».

Justificar la censura

Ante el revuelo causado por esta censura, pasadas las 2 de la mañana en horario español, las ocho de la tarde en Washington DC y Nueva York, desde Twitter daba por fin de forma oficial una respuesta, tratando de justificar su censura.

El presidente ejecutivo de la red social, Jack Dorsey, concedía que la política de comunicación había sido «inaceptable», pero hasta ahí llegaba su acto de contrición. El ‘pope’ del llamado ‘microblogging’ se explicaba aduciendo que «nuestras acciones en relación al artículo del New York Post no fueron genial, y bloquear la URL para compartir el artículo mediante tuits o mensajes directos con cero contexto sobre el por qué de nuestro bloqueo es inaceptable». Dejaba, a continuación, que se encargase de la argumentación la cuenta perteneciente al departamento de seguridad de Twitter.

Ésta aseguraba que «queremos aportar una aclaración muy necesaria sobre las acciones que hemos tomado con respecto al New York Post», justificando a continuación la censura. Y, de forma acaso sorprendente, la primera y gran razón esgrimida se refería a que en las imágenes que aparecían en el artículo «se incluye información personal y privada como direcciones de correo electrónico y números de teléfono que violan nuestras reglas».

Sólo a continuación se referían al argumento con el que desde las filas demócratas se había atacado la noticia a lo largo del día, que es el del origen de la información.

La información divulgada por el New York Post se basa en correos electrónicos recuperados de un ordenador que supuestamente habría pertenecido a Hunter Biden y que fue llevado a reparar a un servicio técnico en el estado de Delaware, y que nunca habría sido recogido. Esta información habría llegado al ex alcalde de Nueva York -y abogado de Donald Trump- Rudy Giuliani, quien habría entregado una copia al rotativo neoyorquino.

Según la argumentación ofrecida por Twitter para justificar su censura, «los materiales incluidos en la noticia violan nuestra Política de Materiales Hackeados», de nuevo especificando que «nuestra política se refiere a enlaces o imágenes de material hackeado en sí mismas, no a noticias sobre este tipo de materiales».

El New York Post denunció que Twitter no sólo bloqueó el acceso a sus noticias sobre los correos entre el hijo de Joe Biden y la empresa ucraniana para la que trabajaba, sino que llegó a mostrar a los usuarios que trataban de acceder a la noticia original una alerta advirtiendo que la página de su periódico podría ser «no segura».

Lo último en Internacional

Últimas noticias