EEUU

Trump asume «poderes de guerra» y recomienda usar «bufandas» para protegerse del coronavirus

EEUU también está en guerra contra el coronavirus y su comandante en jefe, Donal Trump, ha decidido invocar la Ley de Producción de Defensa de los años 50 -aprobaba durante el conflicto de Corea- para «asegurar de forma más completa» que los fabricantes de respiradores del país norteamericano pueden producir los necesarios para responder a la crisis del coronavirus.

Por otra parte, el dirigente estadounidense se ha referido a la posibilidad de que los ciudadanos deban llevar mascarillas para protegerse del coronavirus, y de nuevo ha sugerido que las personas usen bufandas para cubrirse el rostro.

«Si la gente quiere usarlas (las bufandas), pueden. De muchas maneras, la bufanda es mejor. Es más gruesa», ha indicado durante la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca.

No obstante, sí ha especificado que su Administración publicará una guía sobre las mascarillas. «Creo que van a salir con regulaciones sobre eso. Y si la gente quiere acatarlas, francamente, no creo que sean obligatorias. Porque algunas personas no quieren hacer eso», ha incidido.

Según el comunicado difundido por la Casa Blanca, «la petición de hoy salvará vidas al eliminar obstáculos en la cadena de suministro que amenazan la rápida producción de respiradores». Al mismo tiempo expresa su agradecimiento a fabricantes como General Electric o Medtronic por «aumentar» su producción.

Poderes de guerra

La Ley de Producción de Defensa confiere a Trump «poderes de guerra» para acelerar la producción nacional de suministros médicos para combatir la pandemia del Covid-19. El mandatario la activó a finales de marzo.

En términos generales, facilita al secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, la potestad de reclamar «cualquier recurso médico disponible para su adecuada distribución a nivel nacional».

Estados Unidos es el país con más casos positivos de coronavirus del mundo, una cifra que sobrepasa los 240.000. Además, ha registrado casi 6.000 víctimas mortales a causa del Covid-19.

Por otra parte, Trump se ha referido a la situación en la ciudad de Nueva York, epicentro del virus en Estados Unidos, y ha informado de que ha aprobado una solicitud del gobernador del estado, Andrew Cuomo, para utilizar el gran Centro de Convenciones Jacob K. Javits, situado en Manhattan, como un centro para tratar a pacientes de coronavirus.

«El gobernador Cuomo ha pedido que las instalaciones se conviertan en un hospital para el Covid-19. No habíamos pensado en términos de hacer eso», ha especificado el dirigente estadounidense, según ha trasladado la cadena de televisión CNN.

«Pero su uso es la verdadera demanda. Y hemos tenido reuniones con los militares. Y decidí decir que sí, voy a hacerlo», ha confirmado.

Más tarde, Cuomo ha intervenido en la CNN y ha estimado que la ciudad de Nueva York se quedará sin respiradores «en seis días». «Es muy simple: una persona entra en una unidad de cuidados intensivos. Necesita un respirador, o se muere. Esa es la premisa básica», ha señalado.

El gobernador neoyorquino ha explicado que el estado ha comprado 17.000 respiradores, pero no los han recibido aún porque vienen de China y ha precisado que los 50 estados y el Gobierno estadounidense están compitiendo por el equipamiento sanitario. Nueva York tiene únicamente 4.000 respiradores en todo el estado, ha lamentado Cuomo.

«Obviamente, nadie diría que esta es la mejor manera de hacerlo, tener a los 50 estados compitiendo, pero así es como estamos», ha hecho hincapié, al tiempo que ha criticado que la petición de Trump a empresas como General Motors o Ford para que fabriquen más respiradores llega «demasiado tarde».

Polémica por los recursos

De forma paralela, Cuomo se ha cuestionado por qué no se destinan más recursos nacionales a aplanar la curva de contagios en Estados Unidos. «Es como ver un huracán a cámara lenta en todo el país. ¿Por qué no desplegar los recursos nacionales y simplemente adelantarse al huracán?», se ha preguntado.

Por otra parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha indicado a Trump durante una llamada telefónica que en la ciudad «es necesaria una movilización completa del Ejército».

«Creo que esta es la única forma en que todos podremos superar esto y salvar tantas vidas como sea posible: usar el ejército mucho más», ha asegurado De Blasio, al tiempo que ha precisado que también ha dicho a Trump que hay que reclutar personal médico a nivel nacional.

«Tendremos que crear algo nuevo, ahora mismo, en este momento de la historia, para alistar a todo el personal médico disponible de todo el país con capacitación médica, y me refiero a civiles, cualquier persona con capacitación médica, en cualquier parte del país», ha afirmado.

Según la página web del Gobierno de la ciudad de Nueva York, hay 49.707 positivos de coronavirus y se han confirmado 1.562 muertes en el territorio. Asimismo, están hospitalizados un total de 10.590 pacientes.

Por su parte, la coordinadora del grupo de trabajo del coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, ha trasladado que el grupo pierde el 50 por ciento de los datos recogidos en las pruebas de coronavirus que se han realizado.

Según Birx, la ley de estímulo económico aprobado requiere que todas las pruebas que se lleven a cabo se reporten a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), pero no han sido recibidos.

«Todavía estamos perdiendo el 50 por ciento de los datos. Tengo 660.000 test reportados. Hemos hecho 1,3 millones (…) y necesitamos verlos, la ley dice que hay que reportarlos», ha asegurado la experta. «Aún no estamos recibiendo el 100 por ciento de las pruebas», ha lamentado.

Trump, segundo negativo

Por otro lado, Trump ha dado negativo en la prueba para diagnosticar el Covid-19 por segunda vez, según un memorando distribuido por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, al que ha tenido acceso la CNN.

«Esta mañana, el presidente ha sido sometido de nuevo a la prueba del Covid-19, utilizando una prueba rápida. Está sano y sin síntomas», según puede leerse en el memorando.

Lo último en Internacional

Últimas noticias