Salvini responde a Conte: "Lamento que hayas tenido que aguantarme durante un año"

Salvini responde a Conte: «Lamento que hayas tenido que aguantarme durante un año»
Matteo Salvini.

Contundente como siempre, el polémico Matteo Salvini ha respondido a las críticas de Giuseppe Conte en su tono habitual. Desafiante, el ministro del Interior ha respondido al primer ministro tras el anuncio de su renuncia y las acusaciones de provocar la crisis: "Lamento que hayas tenido que aguantarme durante un año. Me entero hoy", ha dicho con sorna.

Poco después de que Conte anunciase que este mismo martes acudiría a la sede de la Presidencia de la República para presentar su dimisión, Salvini ha insistido en que volvería a hacer todo lo que hizo en estos últimos meses y semanas, incluida la presentación de una moción de censura contra el Ejecutivo del que él mismo forma parte.

No obstante, la Liga de Matteo Salvini ha retirado la moción de censura que había presentado en el Senado contra Conte.

Salvini ha citado en su discurso a Cicerón, a Virgilio, e incluso a apelado al Inmaculado Corazón de María, para describirse como "un hombre libre" y defender la convocatoria de elecciones en octubre. "Quien teme el juicio de los italianos no es libre. Es la sal de la democracia", ha alegado, según informa la agencia Adnkronos.

Salvini ha apuntado que no quiere que Italia sea "esclava de nadie" y ha retado al Movimiento 5 Estrellas (M5S) y al Partido Democrático (PD) a explicar si existe algún acercamiento para conformar un gobierno alternativo que evite la convocatoria de elecciones. Esta alianza, ha añadido, "incumpliría la voluntad del pueblo italiano".

Salvini es partidario de sacar de nuevo las urnas, consciente de que los sondeos sitúan a la Liga como el partido líder en intención de voto. Sin embargo, la pelota quedará ahora en el tejado del presidente de la República, Sergio Mattarella, que previsiblemente abrirá una ronda de contactos para decidir la salida a esta crisis.

Lo último en Internacional

Últimas noticias

. . . . . . . . .