Invasión rusa de Ucrania

Putin masacra a la rusófona Járkov y Ucrania le acusa de cometer «crímenes de guerra»

Járkov
Los destrozos en la ciudad ucraniana de Járkov tras los ataques rusos. (Foto: AFP)

El ejército ruso continúa con sus ataques en territorio ucraniano por sexto día consecutivo. La capital del país, Kiev, se mantiene bajo el asedio de los rusos, pero las tropas desplegadas por Vladimir Putin también están centrando sus ataques en Járkov, la segunda ciudad más importante de Ucrania con 1,5 millones de habitantes y cuyo idioma dominante es el ruso. En esta ciudad se han producido bombardeos en zonas residenciales y hasta en un edificio administrativo, situado en la principal plaza de Járkov.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha denunciado que Rusia ha cometido «crímenes de guerra» por el «brutal» bombardeo sobre Járkov. Por este motivo, ha solicitado también una zona de exclusión aérea sobre el país. «Debemos considerar una zona de exclusión aérea total para misiles, aviones y helicópteros rusos», ha señalado Zelenski.

«Hoy las fuerzas rusas han disparado brutalmente sobre Járkov con obuses de artillería. Es un crimen de guerra evidente. «Járkov es una ciudad pacífica. Hay zonas residenciales pacíficas, sin instalaciones militares. Decenas de relatos de testigos demuestran que no son disparos perdidos sino una destrucción intencionada. Los rusos sabían dónde disparaban», ha explicado el mandatario ucraniano en un discurso televisivo.

Zelenski ha asegurado también que Rusia ha lanzado hasta el momento sobre Ucrania 56 cohetes y 113 misiles de crucero. «Estas acciones serán juzgadas en un tribunal internacional. Es una violación de todas las convenciones. Nadie en todo el mundo te perdonará la muerte de ucranianos pacíficos», ha sostenido.

En Járkov se han registrado nueve muertos y 37 heridos por el impacto de los proyectiles rusos, incluyendo a tres menores de edad. Así lo ha notificado las autoridades municipales. «Nueve personas han muerto, 37 han resultado heridas y 87 edificios residenciales han quedado dañados por los bombardeos rusos. Han muerto cuatro personas que salieron del refugio para conseguir agua. Una familia de dos adultos y tres niños se quemó viva dentro del coche. Es terrible», ha asegurado el alcade de la ciudad, Igor Terekhov.

El gobernador de la región de Járkov, Oleh Sinegubov, ha recalcado que, pese a los ataques rusos, las fuerzas ucranianas siguen controlando «totalmente» la zona. Además, ha afirmado que los bomberos han apagado un total de 24 incendios causadas por los últimos ataques del ejército ruso.

Lucha en Sumy

Otra ciudad que también se encuentra sitiada por las fuerzas enviadas por Putin es Sumy, situada en el noreste de Ucrania. El portal web ucraniano Antikor ha informado de la posibilidad de que haya 70 muertos en el bando ucraniano y «un gran número» de muertos en el bando ruso.

El ejército ucraniano habría destruido cerca de 100 vehículos militares rusos en la ciudad de Sumy, según ha asegurado la agencia de noticias ucraniana UNIAN.

El apoyo de Francia

Ucrania se encuentra a la espera de recibir el armamento letal enviado por la Unión Europeo. Ya son varios países los que han pedido una mayor implicación para hacer frente a la invasión de Rusia, como es el caso de Francia. El presidente del país galo, Emmanuel Macron, ha instado a las Fuerzas Armadas de su nación a ir a Ucrania porque «Francia sabe que puede volver a contar con sus ejércitos» y ha señalado que «juntos haremos frente a esta crisis».

«El ataque ilegal, directo y masivo desencadenado contra Ucrania el jueves 24 de febrero es la manifestación de poder más grave y desinhibida del régimen ruso desde el final de la Unión Soviética», ha sostenido Macron.

Lo último en Internacional

Últimas noticias