Crisis en Venezuela

Maduro aumenta la represión contra periodistas y civiles para defender su régimen

Sólo ayer, el régimen de Nicolás Maduro detuvo a cinco periodistas de distintos medios de comunicación. También ha aumentado la represión contra la población civil, con un mayor despliegue de fuerzas armadas por las calles.

Venezuela ha cambiado. El último intento de revertir la cruel dictadura chavista dirigido por Juan Guaidó, que contó con la liberación del líder opositor Leopoldo López -ahora residente como huésped en la residencia del embajador en Caracas- ha despertado la bestia de Nicolás Maduro, que desde el Palacio de Miraflores, sede de la presidencia venezolana, ha aumentado la represión contra periodistas  y civiles que no comulgan con las ideas dictatoriales del régimen chavista.

La tensa calma que se vivía en Caracas el pasado mes de febrero, tras el primer intento de derrocar a Maduro, se ha convertido ahora en un polvorín. El gobierno usurpador del dictador ha sacado a las calles centenares de agentes de la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas para defender instalaciones militares y reprimir a la ciudadanía que responde a las llamadas del presidente encargado del país, Juan Guaidó.

El aeropuerto de Maiquetía, el mas importante de la capital, empezó a operar con una cierta normalidad este lunes. Pero aún no tiene el mismo flujo de pasajeros que tenía antes del 30 de abril. De hecho, las aerolíneas españolas Air Europa e Iberia, todavía no operan sus vuelos entre Madrid y Caracas, suspendido desde el 1 de mayo. Y el aeropuerto, la mitad del día sin electricidad, es también el primer estadio de la represión.

Ayer, uno de los hombres de máxima confianza de Maduro, Freddy Bernal, anunció la compra de nuevas máquinas para mejorar los sistemas fronterizos en Venezuela, la primera parada de todos los periodistas que vía aérea o terrestre llegan al país. Es en Maiquetía donde, muchos de ellos, acaban siendo rodeados aleatoriamente por militares armados para acto seguido expulsarles del país.

La represión contra los profesionales de los medios de comunicación venezolanos e internacionales es ahora más grande que la que hubo en el primer intento de acabar con el régimen, en el mes de enero. La policía bolivariana no sólo detiene y expulsa a los periodistas, sino que también les desvalija de todas sus pertenencias durante el proceso de investigación antes de devolverles de nuevo al avión con el que han aterrizado.

Sólo este lunes, el principal sindicato de informadores venezolano reportó la detención de hasta cinco periodistas que o bien cubrían la información dentro el territorio nacional o bien entraban al país para poder informar a sus países de la situación que se vive en Venezuela.

Contra España

Tras el acogimiento del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, como huésped en la residencia del embajador español en Caracas, la prensa española se ha convertido en el principal enemigo del régimen de Nicolás Maduro. El pasado sábado agentes del Sebin irrumpieron en el hotel Eurobuilding de Caracas, donde varios periodistas españoles, también los de este medio, tenían previsto alojarse durante su estancia en el país. En las últimas horas, Maduro también ha ordenado el apagón informativo de los canales de habla hispana Antena 3 Internacional, el Canal 24 horas de TVE y la CNN en español.

Lo último en Internacional

Últimas noticias