Irán califica como "guerra psicológica" la movilización de tropas de EEUU en Oriente Próximo

Mohamad Javad Zarif, ministro de Exteriores de Irán. Foto. EP
Mohamad Javad Zarif, ministro de Exteriores de Irán. Foto. EP

La tensión entre Estados Unidos e Irán va en aumento. Sobre todo después del anuncio de la administración Trump del envío de bombarderos a Oriente Próximo. Las autoridades de la dictadura teocrática asegura n que se trata de "guerra psicológica".

El domingo, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, informó del despliegue del ‘USS Abraham Lincoln’ y varios bombarderos en Oriente Próximo. El despliegue fue confirmado el lunes por el secretario interino de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan.

En respuesta, el portavoz del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Keivan Josravi, ha destacado que el portaaviones "llegó al mar Mediterráneo hace 21 días", por lo que ha dicho que las palabras de Bolton suponen "un uso torpe de una agotada forma de guerra psicológica".

"Bolton carece del conocimiento militar y de seguridad y sus palabras están principalmente destinadas a llamar la atención", ha recalcado, según ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim.

Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha cargado contra el "equipo B", término con el que se refiere a Bolton; el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salmán; el príncipe heredero emiratí, Mohammed bin Zayed; y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"El equipo B vuelve otra vez. Desde anuncios de movimientos navales que en realidad tuvieron lugar el mes pasado a nefastas amenazas sobre las llamadas ‘amenazas iraníes'", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Si Estados Unidos y sus clientes no se sienten seguros es porque son despreciados por los pueblos de la región. Culpar a Irán no cambiará eso", ha zanjado Zarif.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha expresado durante su visita a Finlandia que Estados Unidos ha percibido un aumento de la actividad por parte de Teherán, lo que podría implicar una "escalada" de la tensión.

Lo último en Internacional