Atentado Nueva Zelanda

Al menos 49 muertos y 41 heridos en un atentado racista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda

Al menos 49 personas han muerto y otras 41 han resultado heridas en un ataque terrorista contra dos mezquitas en la localidad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, según ha informado el jefe de la Policía neozelandesa, Mike Bush.

Vídeo de Brenton Tarrant, uno de los atacantes, antes del atentado de Nueva Zelanda

En una comparecencia ante la prensa a las 21.00 horas de este viernes, el jefe de la Policía neozelandesa ha dicho que han muerto 41 personas en la mezquita de la avenida Deans y otras siete en la mezquita de Linwood, además de una persona que ha fallecido poco después en un hospital por la gravedad de las heridas sufridas.

El anterior balance facilitado por la primera ministra del país, Jacinda Ardern, era de 40 muertos y 20 heridos graves. Ardern ha asegurado que la situación vivida este viernes “no tiene precedentes” en la historia reciente de Nueva Zelanda y ha dejado claro que se trata de un ataque terrorista.

Ardern ha asegurado que la situación vivida este viernes “no tiene precedentes” y ha definido los tiroteos como un ataque terrorista. “Está claro que esto solo puede describirse como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece estar bien planeado”, ha señalado la primera ministra neozelandesa.

Al menos cuatro personas -tres hombres y una mujer- se encuentran bajo custodia policial, tal y como ha anunciado la Policía neozelandesa. “La Policía está interrogando a los detenidos, de los cuales ninguno estaba fichado por las autoridades”, ha manifestado la primera ministra neozelandesa.

Ardern ha dicho que se han encontrado dos artefactos explosivos en los vehículos de los sospechosos de haber perpetrado el atentado y que han sido neutralizados. La primera ministra neozelandesa ha asegurado que los detenidos no estaban en ninguna lista de seguimiento por terrorismo.

“Hay cuatro individuos que han sido detenidos pero tres están conectados con este ataque y están bajo custodia, uno de los cuales ha dicho públicamente que es australiano”, ha explicado. “Hay personas que yo las describiría como de visiones extremistas que no tienen absolutamente ningún lugar en Nueva Zelanda y que, de hecho, no tienen lugar en el mundo”, ha dicho Ardern. “Aunque no tenemos ninguna razón para creer en esta fase que hay otros sospechosos, no lo estamos dando por supuesto en este momento”, ha apostillado.

“Quiero enviar un mensaje a aquellos directamente afectados. Para muchos este no es el lugar en el que nacieron. Para muchos Nueva Zelanda fue su elección (…) un lugar al que muchos vinieron por su seguridad. Un lugar donde era seguro practicar su cultura y religión”, ha subrayado.

La primera ministra de Nueva Zelanda ha recalcado que este acto “tan solo puede ser descrito como un ataque terrorista”. “Hay que tener cuidado con la violencia y las ideologías extremas“, ha añadido. Por su parte, el jefe de la Policía, Mike Bush, ha indicado que “se han registrado actos de gran valor” por parte de los agentes a la hora de llevar a cabo los arrestos. “Es absolutamente trágico”, ha expresado.

El supuesto atacante, un hombre identificado como Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, había publicado previamente en una página web un manifiesto en el que se describía a sí mismo y explicaba los motivos racistas y xenófobos del ataque.

“Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente”, afirma Tarrant en el manifiesto.

El joven identificado como Tarrant ha retransmitido en directo 17 minutos del ataque desde que ha llegado en coche a la mezquita de Al Noor. En el vídeo se puede observar que contiene un gran arsenal de armas en el interior del vehículo y bidones de gasolina. Una vez dentro de la mezquita ha comenzado a disparar de manera indiscriminada.

En las imágenes retransmitidas en directo por el atacante se observa cómo sale de la mezquita por la puerta principal y se dirige a la calle disparando a varias personas al azar hasta llegar a su vehículo.

Mezquitas cerradas

La Policía  ha pedido este viernes a todas las mezquitas del país que permanezcan cerradas a lo largo del día después de que se registrara un ataque coordinado contra dos de ellas en la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur.

“La Policía continúa trabajando en este incidente, por lo que los residentes de Christchurch deben permanecer en sus casas y revisar las redes sociales y la página web de las fuerzas de seguridad para obtener más información”, ha indicado la Policía neozelandesa, que estima que existe un número “significativo” de víctimas mortales.

“Estamos utilizando todos los recursos posibles para resolver la situación. (…) En este momento no abordaremos las posibles motivaciones de los asaltantes o las causas del incidente. Hemos pedido a todas las mezquitas del país que cierren sus puertas y a la población que evite acudir a ellas”, han señalado los agentes, que han indicado que los colegios, por otra parte, han vuelto a abrir.

Últimas noticias