Voluntariados

Cómo ser voluntario

ser voluntario
Ser voluntario es la mejor forma de ayudar a los demás

Ser voluntario es una excelente manera de ayudar a los demás, dedicar tu tiempo a las personas necesitadas, ya sea por enfermedad, por edad, por escasez de recursos… ¿Quieres saber cómo ser voluntario?  Sigue leyendo y descubre todos los pasos para poder lograrlo.

Si tienes tiempo y hay alguna causa por la que te apetezca luchar, sin duda hacerte voluntario te hará feliz, y lo que es mejor, hará felices a las personas a las que vas a ayudar. Hay muchos lugares en los que poder ayudar, desde un comedor social hasta una organización en apoyo del medio ambiente o los animales, por ejemplo.

Pasos para ser voluntario

  1. Compromiso: lo primero que debes tener claro es que ser voluntario requiere un compromiso que no todo el mundo está dispuesto a aceptar. Piensa bien de cuánto tiempo dispones, de qué manera quieres ayudar, por qué quieres hacerlo. No está bien apuntarse en una ONG y a los dos días dejar de ir porque ya se te pasó la novedad.
  2. Elige: es muy importante que analices todas las organizaciones que hay en tu ciudad o alrededores para poder elegir la que mejor encaja con lo que tú puedes ofrecer, y por supuesto con tus creencias y la causa que quieres apoyar.
  3. Labor: decide qué tipo de labor quieres llevar a cabo. Pertenecer como voluntario a una ONG no solo es para ayudar tratando directamente con las personas afectadas, o con los animales, puedes realizar únicamente tareas administrativas, buscar financiación, etc.
  4. Habilidades: lógicamente, la labor que decidas realizar tiene que adaptarse a tus habilidades. De nada te vale querer ayudar en un albergue de animales si te da miedo estar con ellos o no tienes seguridad para hacerlo.
  5. Tiempo: el voluntariado debe comenzar poco a poco para que conozcas realmente lo que significa ser voluntario. No empieces pasando largas jornadas, dedica una hora, un par de horas… esto te ayudará a saber en qué medida puedes comprometerte y lo que puedes dar de ti mismo para la causa.
  6. Dudas: es normal que durante el proceso te surjan mil dudas, e incluso una vez que has comenzado con tu labor. Nunca dejes de preguntar para resolver tus dudas, busca toda la información posible para poder ayudar más y mejor.

Ser voluntario es algo muy serio, y lo que para ti puede parecer que no es nada por dedicar una hora a la semana, para las personas a las que ayudas es todo un mundo.

Temas

Lo último en How To