Remedios caseros

Cómo mantener las bebidas frías en verano

Mantener las bebidas frías en verano es el objetivo de cualquier día de playa o de piscina en el jardín.

5 trucos para que los cubitos de hielo duren más

Mantener las bebidas frías en verano es el objetivo de cualquier día de playa o de piscina en el jardín. Lejos de nuestra nevera queremos tener esa bebida siempre a punto para hacer bajar la temperatura del ambiente. Para conseguirlo nada mejor que unos sencillos trucos que nos permitirán mantener todo tipo de bebidas en perfectas condiciones. Toma nota de alguno de estos consejos para mantener siempre nuestra botella fría, de esta manera podrás disfrutar de una jornada al aire libre de lo más refrescante.

Pasos para mantener las bebidas frías en verano

  1. Vamos a poner mucho hielo en la botella. Si usamos una botella de agua reutilizable que son las más aconsejables par las largas jornadas fuera de casa, podemos escoger una que tenga la boca suficientemente ancha para que nos quepa un poco de hielo. De esta manera conseguiremos que todo tipo de bebidas estén más tiempo fresquitas.
  2. Ponemos la mitad de agua o la bebida que sea, la congelamos directamente. A la hora de salir de casa rellenamos la botella con la otra mitad de la nevera. De esta manera el líquido se mantendrá mucho más tiempo fresco. Deberemos tener en cuenta que el hielo se expande y siempre será mejor mantener la botella en un nivel de hielo adecuado.Cómo mantener las bebidas frías en verano
  3. Las fundas de neopreno son uno de esos elementos que debemos tener en cuenta. Este tipo de fundas encajan a la perfección con todo tipo de envases reutilizables. A pesar de la temperatura exterior siempre conseguirán que la bebida esté en su punto. Es una buena inversión si somos amantes de las excursiones al aire libre.
  4. No debemos dejar que la botella reciba directamente los rayos del sol. La botella la tendremos guardada para evitar que se caliente a una velocidad mayor. Tendremos cuidado en dónde la dejamos para evitar sorpresas de última hora.
  5. Envolver la botella con un trapo mojado era la solución de las abuelas, realmente funciona. Mantendrá la energía de la condensación y en esencia el frío, es una manera rápida de conseguir que la bebida esté fresca.
  6. Congelamos unas piezas de fruta cortadas, el limón es un aliado perfecto para el agua, por ejemplo. Las ponemos en el congelador y las incorporamos al agua. Le darán un poco de sabor y ayudarán a mantener la temperatura adecuada.

Con estos sencillos pasos no podemos fallar tendremos nuestra bebida siempre fresca en cualquier lugar.

Lo último en How To

Últimas noticias