Mascotas

Cómo hacer un rascador para gatos casero

hacer un rascador para gatos
Todos los pasos para hacer un rascador para gatos

Si tienes un gato en casa, sabrás lo mucho que le gusta a tu mascota poder rascar las uñas para poder limar sus garras. Veamos a continuación, cómo hacer un rascador para gatos casero, de forma fácil y con elementos que seguramente ya debes tener por casa.

Los rascadores para gatos son quizás el juguete que más gusta a los gastos. Lo podemos encontrar de varios tamaños y con más o menos cosas con las que rascar, limarse las uñas y en definitiva jugar y distraerse un poco. Para hacer uno que sea casero, tan solo debes seguir los pasos que te explicamos.

Materiales y herramientas

  • Cartones redondos (pueden ser los del papel higiénico o del rollo de cocina)
  • Cartón de cajas
  • Un tapete de felpa o terciopelo
  • Cuerda
  • Maderas
  • Sierra para cortar la madera
  • Tijeras
  • Silicona y clavos

Pasos para un rascador para gatos casero:

 hacer un rascador para gatos

  1. Vamos a hacer un rascador para gatos casero sencillo en dos versiones que seguro encantarán a tu gato.
  2. La primera de ella consiste en coger cartones y cortarlos en tiras de un largo de al menos 45 centímetros y con una anchura de unos cuatro centímetros. Tendrás que cortar bastantes tiras de modo que luego las puedas pegar todas a una caja.
  3. Colocas cola de contacto en la caja (que no sea muy profunda o puedes también usar una tapa) y vas pegando una a una las tiras de cartón de modo que no queden espacio entre ellas. Añade un poco de hierbas aromáticas para incitar a que el gato se acerque y juegue. ¡Verás como le encanta!.
  4. Otra idea que se nos ocurre es coger varios rollos de cartón y enrollarlos con cuerda gruesa con la que los gatos podrán rascar y limarse las uñas.
  5. Cuando tengas varios cartones con varios tamaños. Las colocas en una madera, que primero puedes cubrir con un tapete o trozo de felpa. Corta el tapete o felpa del tamaño necesario, cubre la madera y pega por debajo el sobrante.
  6. A continuación puedes pegar los rollos de cartón con la cuerda o si crees que el gato va a ser capaz de romperlo, puedes intentar clavarlos con un clavo pero ten cuidado no vaya a ser que rascando, el gato lo acabe arrancando y se coma el clavo.
  7. Puedes intentar crear un rascador grande con dos niveles, repitiendo el mismo proceso con maderas y rollos con cuerda. Para unir los niveles podrías utilizar sencillamente un listón de madera y un poco de silicona o clavos.
  8. Por otro lado, algunos expertos aseguran que los gatos prefieren rascar tela de alfombra antes que cuerda o hilo, de modo que si tienes una alfombra vieja por casa, puedes aprovechar y envolver los cartones con esta en lugar de la cuerda antes mencionada.
  9. Para acabar; una vez hayas hecho el rascador, llegará el momento de probarlo con nuestro gato. Si ves que al principio no se fía demasiado, puedes colocar encima su juguete favorito para que se acerque y comience a tomarle confianza a su nuevo rascador.

Lo último en How To

Últimas noticias